Venta abierta e impune de bombitas y pirotecnia

Puestos de venta informales de todo tipo de explosivos y pirotecnia son desplegados este miércoles en cualquier rincón público, como preludio de unas celebraciones coloridas y ruidosas, en medio de la alerta policial sobre el peligro que representa este tipo de artefactos.

Como preludio de unas celebraciones coloridas y ruidosas de fin de año, la venta pública de todo tipo de bombas de artificio y fuegos artificiales en la calle se ha extendido por toda la ciudad, en medio de la preocupación generalizada y los deseos de que se repita el récord de cero muerte por heridas causadas por ese tipo de explosivos en la pasada Navidad.

La Policía Nacional dio a conocer un comunicado, a través del cual recomienda a la población manejarse con discreción a la hora de celebrar el nuevo año.

Específicamente, pide no acudir a explosivos de ningún tipo ni pirotecnia ni armas de fuego por el peligro que representan para la seguridad de la población.

Sin embargo, este miércoles se multiplican como hongos los puestos de venta callejeros de “arsenales” de cohetería tipo 3 por 3, cebollones y tantos otros nombres que le da la creatividad popular a los productos conocidos como “bombas”.

Las ofertas incluyen pirotecnia supuestamente inofensiva como “ajitos” y “fosforitos” que cuestan entre 1.000 y 2.000 guaraníes cada caja de 20 a 30 unidades, y que son destinados preferentemente a niños de corta edad.

Para los más avezados, existen verdaderos “polvorines” de origen chino y brasileño que se venden entre 2.000 y 60.000 guaraníes.

En virtud de un decreto de años anteriores, que no ha sido derogado, enmendado o adendado, la Policía tiene la orden de requisar los explosivos dispuestos para la venta en la vía pública, pero no ha procedido al cumplimiento de la orden con fuerza de ley.

Antes bien, los agentes se han convertido en cómplices del riesgo poblacional al mantenerse inactivos frente al peligro latente, sin atinar a honrar la seguridad ciudadana.

En la pasada Navidad, Emergencias Médicas reportó cero muerte a causa de heridas causadas por explosivos y fuegos pirotécnicos.

Esta situación ha sido celebrada en diversos ámbitos, que señalaron la importancia de generar conciencia colectiva acerca de la necesidad de apelar a la prudencia y el criterio selectivo a la hora de celebrar acontecimientos tan significativos como la Navidad y el Año Nuevo.

Fue valorado también el trabajo de la prensa, en el sentido de divulgar spots con referencia al tema, acompañados de material de apoyo con notas, entrevistas y publicaciones que hacen referencia al peligro de “jugar con fuego”.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.