Vecinos unidos destacan actitud de funcionarios municipales

Los funcionarios sacrificaron su día de descanso para acudir al pedido de auxilio de vecinos cuyas viviendas se inundan con cada lluvia debido a la falta de desagüe pluvial de calles pavimentadas por la administración municipal anterior.

En las primeras horas de este sábado, dos funcionarios técnicos de la Municipalidad de Mariano Roque Alonso se apersonaron en un sector con problemas del barrio Central de esa ciudad aledaña a Asunción, con el objetivo de verificar la inquietud de vecinos por las incomodidades y perjuicios que sufren con cada lluvia.

La denuncia refiere que durante las precipitaciones, que se repiten de forma recurrente, los raudales penetran en algunas viviendas y provocan todo tipo de problemas a los moradores.

Los afectados refieren que no cuentan con medios ni equipos necesarios para encauzar las aguas que discurren agresivas, y por ello enviaron una nota a nombre de la intendenta municipal, Carolina Aranda, con el fin de encontrar respuesta a la situación.

“Para sorpresa nuestra, en las primeras horas de este sábado llegaron al lugar los técnicos y procedieron a verificar las irregularidades, dialogaron con los vecinos y prometieron que el lunes enviarán una cuadrilla para solucionar el problema”, expresó Niela Sosa.

Otros vecinos se expresaron en términos similares, destacando la predisposición de la Municipalidad para encontrar respuesta a un agudo problema de los raudales, que últimamente tumbaron la muralla de una anciana de 87 años, y obligaron al vecindario a tomar precauciones momentáneas, que en ningún caso podrían significar la solución que el lugar necesita.

De acuerdo a la nota que le hicieron llegar a la autoridad municipal, la administración del intendente anterior, Heri Mármol, procedió al pavimentado de calles del barrio Central, sin colocar alcantarillas o tubos de drenaje.

Debido a este descuido, las aguas de lluvia discurren sin oposición y afectan con fuerza el sector bajo del barrio, generando sensaciones desagradables, como el hecho de no poder salir de sus viviendas porque las calles y veredas están totalmente anegadas.

Abordado por La Mira, el encargado de la Dirección Vial de la comuna roquealonseña, Mario Cabrera, afirmó que en la medida del tiempo y recursos disponibles, la nueva administración municipal está tratando de reparar las irregularidades dejadas por el exintendente Mármol, entre ellas el pavimentado de la calle Toledo sin el correspondiente desagüe pluvial.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.