Urgen sancionar ley para evitar preocupante aumento de niñas madres

Paraguay es el segundo país de Sudamérica con mayor registro de embarazo adolescente, afirmó el senador Filizzola, tras señalar la necesidad de sancionar de forma urgente un proyecto de ley de salud sexual y reproductiva.

En el 2015 se registraron 672 niños nacidos vivos de niñas madres de entre 10 y 14 años. Por informes preliminares, denuncias, cantidad de casos publicados y contacto con la gente se puede afirmar que aumentó significativamente esta cifra en estos dos años, afirmó el senador Carlos Filizzola.

Añadió que Paraguay es el segundo país del Cono Sur con más embarazo adolescente.

En ese sentido, de cada 100 nacimientos, 20 corresponden a adolescentes de entre 15 y 19 años, señaló en base a un informe del Ministerio de Salud y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) presentado en el 2016.

“Es lamentable que sigan saliendo a la luz casos como el de una niña de apenas 9 años que dio a luz recientemente en la Cruz Roja”, expresó el parlamentario.

Sobre el punto, dijo que encargados del Hospital Materno Infantil de la Cruz Roja Paraguaya expresaron su preocupación ante el elevado índice de embarazos en niñas y adolescentes registrados allí, y llamaron la atención acerca de este caso en particular, en el sentido de que se trata de la madre más joven que haya dado a luz en el hospital.

Otra menor de 11 años está internada en la Cruz Roja recibiendo atención médica, ya que se encuentra con seis meses de embarazo, entre otros casos, puntualizó Filizzola.

Explicó que existe un instrumento importante que puede ser usado en estos casos, que es la “Ley de protección integral a las mujeres contra toda forma de violencia”.

Es necesario y urgente contar con una ley de salud sexual, reproductiva y materno-perinatal, apuntó, tras recordar que el mismo presentó un proyecto de ley sobre este tema en el 2008 “y hasta ahora, lamentablemente, no fue aprobado”.

Esta ley plantea evitar embarazos no previstos y/o de alto riesgo, mediante medidas de prevención basadas en información y educación sexual, planificación familiar, uso de métodos anticonceptivos, garantizar a la población el acceso a la información, orientación, métodos y prestaciones de servicios referidos a la salud sexual y reproducción responsable; reducción de la violencia y el abuso sexual de mujeres, niños y niñas, entre otros.

“Seguiremos luchando para que este proyecto sea aprobado en la brevedad posible”, precisó el senador, tras hacer hincapié en la importancia de la detección precoz de estos hechos y abordar la problemática desde las políticas públicas y la legislación.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.