«Terratenientes despojan tierras ancestrales a indígenas»

La lideresa guaraní aparece en el costado de una ruta luego de que su comunidad fuera expulsada por pistoleros al servicio de terratenientes, según denunció.

Un video que muestra la destrucción de viviendas de una comunidad guaraní provoca indignación en Brasil, expresa un comunicado de la organización Survival International, que relata abusos de lesa humanidad contra los indígenas, ante la inacción del gobierno del presidente Temer, señalado como cómplice de terratenientes.

De acuerdo al informe, casi un centenar de agentes de policía  armados expulsaron a indígenas de la comunidad guaraní Apy Ka’y, cuyas tierras ancestrales han sido convertidas en agricultura a escala industrial.

“Esta comunidad guaraní ya se vio forzada a vivir al lado de una carretera durante diez años, tiempo en el que ocho personas murieron atropelladas y otras fallecieron intoxicadas por pesticidas”, denuncia Survival.

Expresa que en 2013 la comunidad reocupó una pequeña parcela de su tierra ancestral, pero ahora sus miembros han sido expulsados de nuevo después de que un juez concediera a un terrateniente una orden de desalojo, a pesar de las reclamaciones recibidas por parte de los guaraníes y de aliados en Brasil.

Survival asume tener en su poder un video que muestra a policías armados supervisando la expulsión de nueve familias guaraní-kaiowás.

“La lideresa indígena Damiana Cavanha aparece denunciando la expulsión, e insiste en el derecho de su pueblo a defender sus vidas, proteger sus tierras y decidir su propio futuro”, sostiene el documento.

“No aceptamos esto. Me quedaré aquí, es mi derecho. Nosotros también tenemos derechos. No son solo los blancos quienes tienen derechos. Nosotros los indígenas guaraní-kaiowás también tenemos derechos. Muchos de nosotros han muerto, los pistoleros los han matado. Déjennos quedarnos aquí. Tenemos nuestro tekoha (tierra ancestral), y regresaré a mi tekoha”, afirmó Cavanha según Survival.

El comunicado expresa que en junio pasado,  pistoleros al servicio de terratenientes atacaron la comunidad guaraní de Tey’i Jusu, donde un hombre fue asesinado y varios otros, incluido un niño de 12 años, resultaron gravemente heridos.

“Buena parte de la tierra de los guaraníes les ha sido arrebatada. La agroindustria brasileña lleva décadas intentado mantener alejados a los pueblos indígenas de sus territorios. Los someten a una violencia genocida, a la esclavitud y al racismo para poder arrebatarles sus tierras, recursos y mano de obra en nombre del progreso y de la civilización”, puntualiza Survival.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.