Solo una amenaza de sanción contra Paraguay lograría extradición de Léoz

El hombre más condecorado del Paraguay pasa sus horas más negras como dirigente deportivo, cercado por denuncias de corrupción y, lo último, ingresado en la lista de «Buscados» de la Policía internacional.

El mundo del fútbol suma su asombro por el escándalo de corrupción en la FIFA, al que se agrega una información originada en Francia que hace mención de un “alerta roja” de la policía internacional para buscar, detener y extraditar al paraguayo Nicolás Léoz por su vinculación a la causa investigada en Estados Unidos.

El hombre más condecorado del Paraguay se encuentra en su casa, con prisión domiciliaria ordenada por la justicia donde tiene muchos amigos, propio de la gente con mucho dinero y poder.

El observatorio ciudadano hace apuestas por la suerte del pope del fútbol mundial.

Mientras unos señalan que se quedará acá, a esperar sentado los términos y condiciones del magno juicio a ser desarrollado en Estados Unidos, otros afirman que debe ser extraditado para aclarar los hechos que le incriminan, y por el bien de la salud deportiva, gravemente afectada por el mal de corrupción y a punto de meter en terapia al rey fútbol.

La alerta roja de Interpol alcanza al grupo de seis altos directivos de América involucrados en el escándalo de la FIFA, quienes, para la Justicia norteamericana se encuentran en libertad, a pesar de que la justicia de sus respectivos países ha asumido procesos legales de defensa, consagrados por el Derecho internacional.

Léoz enfrenta un pedido de extradición de Estados Unidos para enfrentar cargos por conspiración para participar en actividades de crimen organizado, fraude, estafa y negocios con ganancias obtenidas de actividades ilícitas.

Evidencias de la FBI (Oficina Federal de Investigaciones) sacaron a luz el esquema asociado de corrupción que durante años se ha mantenido entre cuatro paredes dentro de la matriz futbolística mundial, señalada como antro de rufianes.

La emisión de la alerta contra Léoz y otros 5 dirigentes de peso se produce apenas un día después de que el presidente de la FIFA, Sepp Blatter, presentara renuncia indeclinable sin asumir cargos ni responsabilidades.

Blatter sí dijo que la misma FIFA, que acababa de abandonar por la puerta trasera, necesita urgentes reformas, sin dar detalles, y posiblemente se refería a los motivos del escándalo que precipitó la purga dirigencial y un juicio inédito en los anales de la organización.

En medio de este estado de cosas, el ex presidente de la Conmebol y miembro del comité ejecutivo de la FIFA, Nicolás Léoz, aparece con prisión domiciliaria en Paraguay, y los escépticos ven poco probable su extradición, a menos que se presente una amenaza de sanción a Paraguay por negarse a enfrentar el requerimiento de la justicia norteamericana que, en el mega juicio sobre el escándalo de la FIFA, oficia de árbitro internacional.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.