Sindicatos alardean patriotismo y se oponen a privatización de ANDE

Munidos de velas encendidas, los sindicalistas que aluden representación ciudadana y popular se manifiestan frente a la ANDE. Afirman que la privatización no es la solución a los apagones, sino la inversión en infraestructura.

Ciudadanos nucleados en sindicatos, partidos políticos, movimientos, organizaciones y autoconvocados se manifestaron frente al local de la Administración Nacional de Electricidad sobre la avenida España y, tras denunciar un nuevo intento del Gobierno para privatizar la energética, señalaron que no se necesita pasar la administración a manos extrañas sino invertir fuertemente en infraestructura.

“No podemos permitir que poderosos intereses empresariales se hagan cargo de una empresa que es de todos los paraguayos, y está fallando por culpa del Gobierno, que nada hace para mejorar la infraestructura de servicio, que está colapsada, mientras los equipos están totalmente obsoletos”, afirmó Ramiro Cardozo, funcionario del Ministerio de Salud que asistió a dar su apoyo a la manifestación.

La movilización fue convocada para repudiar el supuesto intento de privatizar la ANDE a través de la Ley de Alianza Público-Privada.

Al son de tambores, los indignados corearon “Pehendu, pehendu, nuevo rumbo ojuka mboriahu” y estribillos que reivindicaban la soberanía de la energética para administrar sus conflictos y problemas con sus propios recursos humanos.

La convocatoria se produjo luego de sendos casos rotulados de accidentales, precipitados por el incendio de las subestáticas de Lambaré y San Lorenzo, que dejaron sin el servicio a casi medio millón de personas en Asunción y el área metropolitana, según la prensa.

El presidente de la ANDE, Víctor Romero Solís, asumió la situación de calamidad en que se encuentra la institución a su cargo y alertó acerca de sucesos “peores” que ocurrirán en caso de que el Gobierno no haga desembolsos millonarios para mejorar la estructura de servicios.

La ciudadanía no comprometida, sin embargo, señala que la energética ha recibido millones de dólares en administraciones anteriores para ser destinados a mejorar la prestación, pero la situación continúa igual o peor que antes.

En contrapartida, ni el Gobierno ni el Ministerio Público investigan el destino de los recursos siderales desembolsados, en medio del llamativo silencio del sindicato de funcionarios y empleados de la ANDE que, lejos de denunciar irregularidades y reclamar la investigación correspondiente, decidieron mantenerse en estatu quo, alimentando sus privilegios por encima de la pésima calidad del servicio de energía eléctrica al público consumidor.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.