Siembra líquida dispara rinde de cosechas en asentamientos campesinos

Cosecha de maíz zafriña en un asentamiento campesino del departamento de San Pedro, donde los rindes se incrementaron sustancialmente con la innovación tecnológica, la cual incide también en la rentabilidad de las fincas.

Los resultados de innovadoras siembras de maíz zafriña y poroto negro ya afloran en la agricultura familiar paraguaya, afirma el programa de gobierno Sembrando Oportunidades al destacar que, con sorprendentes resultados, las familias campesinas de los asentamientos lograron cosechar hasta 3.800 kilogramos de maíz por hectárea con la implementación de la siembra líquida, innovación tecnológica que incrementa la rentabilidad de las fincas.

Con la siembra convencional, los rindes apenas llegaban a 2.000 kilos por hectárea, como máximo, según los datos.

En el asentamiento Agüerito, de Concepción, se obtuvieron 3.800 kilogramos por hectárea del grano; en San Isidro del Jejuí, 3.700 kilogramos por hectárea, y en Tacuatí Poty, 3.650 kilogramos por hectárea.

Asimismo, las familias de San Pedro iniciaron la cosecha de poroto negro (feijâo) y cuentan con mercado asegurado mediante el convenio de comercialización firmado entre el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y la Secretaría Técnica de Planificación (STP) con la empresa Bioexport.

Con el proyecto de mecanización de la agricultura familiar se están presentando logros alentadores, corroborados por el incremento de la productividad por hectárea, mercado asegurado de comercialización de diversos rubros y las condiciones favorables para trabajar sus tierras que tienen las familias beneficiarias, expresa el boletín oficial.

Añade que la innovación tecnológica aplicada con la siembra líquida consiste en la siembra mecanizada con aplicación de agua, cal líquida y fertilizante fosfatado.

Esta técnica de producción puede maximizar la producción agrícola en los asentamientos rurales.

Otras experiencias desarrolladas a principios de este año en el asentamiento La Victoria, de Santa Rosa del Aguaray, departamento de San Pedro, mostraron resultados sorprendentes con la aplicación de la siembra líquida, en el rubro sésamo.

Las acciones se desarrollan en el marco del Programa Nacional de Reducción de la Pobreza “Sembrando Oportunidades” en varios asentamientos priorizados a través del proyecto “Preparación de suelo, siembra y capacitación de pequeños productores para la agricultura familiar”.

El seguimiento de las parcelas cultivadas está a cargo de técnicos de campo del programa PPA/MAG, aplicado en el país a través de los Centros de Desarrollo Agropecuario (CDA), con el apoyo financiero de la Itaipú Binacional.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.