Saqueos, violencia y graves necesidades golpean al gobierno castrista de Maduro

Parece una imagen de fantasía extraída de celuloides de antaño, pero es el reflejo de la Venezuela actual, que padece de graves problemas sociales como secuela del malón económico y político, mientras el Gobierno responde con golpes y represión.

Saqueos de almacenes de alimentos con tres personas muertas y cientos de personas corriendo de la represión con gases lacrimógenos y balas de goma por parte de las fuerzas oficiales es el triste espectáculo que muestra una Venezuela sumida en el caos como secuela de las necesidades acumuladas frente a la ineficiencia del Gobierno de Nicolás Maduro, que responde a las protestas populares con más violencia, según informes de agencias internacionales originadas en el país caribeño.

Se trata de una sucesión de hechos que sacuden desde hace años al gobierno socialista prohijado por los Castro de Cuba, y que últimamente ha instalado el sinsabor colectivo de la impotencia, los abusos y el discurso siempre presente del patriotismo como medida de contención.

La situación registrada en la zona de El Callao asemejaba a la vivida en Caracas durante el histórico “Caracazo” de 1989, un estallido social contra las políticas económicas del presidente Carlos Andrés Pérez, cuya represión costó cientos de vidas.

“Gran parte de los comercios fueron desvalijados”, confirmó una fuente oficial, tras señalar que en otros municipios de Bolívar, como Guasipati, también se produjeron asaltos contra comercios y actos vandálicos en sus calles.

En el otro extremo de Venezuela, en la ciudad de Guasdualito, turbas de indignados populares quemaron tres bancos pertenecientes al Estado, en otra jornada de violencia.

Los incidentes se producen después de estallar la ira ciudadana por el llamado “corralito financiero” que produce la falta de dinero efectivo en la calle, y que han provocado disturbios en al menos 10 estados del país.

Los sucesos más violentos se registraron en Maracaibo, la segunda ciudad del país, y en Santa Bárbara (Barinas), donde cuatro personas resultaron heridas de bala al intentar asaltar un camión de dinero.

La Unidad Democrática (opositora) reaccionó, exigiendo al Gobierno que rectifique el profundo malestar de la población, debido al boicot oficial al derecho de usar su propio dinero y una situación de caos inducido por el Gobierno.

 

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.