Renuncia sorpresiva de Lugo deja sin cabeza a la tercera fuerza electoral

Lugo se apresta a ejecutar algún plan manejado en secreto, con vistas a sus intenciones presidenciales del 2018, afirmaron referentes del Frente Guasu tras señalar su extrañeza por la descabalgadura del ex presidente a la titularidad del partido socialista.

Cuando todo parecía que el Frente Guasu consolidaba sus fuerzas con vistas a las próximas elecciones generales del 2018, el ex presidente de la República y principal referente del partido político, Fernando Lugo, anunció su retiro como titular, tras aclarar que continuará dentro de la organización en carácter de miembro.

La noticia generó todo tipo de reacciones a nivel de gobierno, los altos mandos políticos y la ciudadanía, que a través de las redes sociales evacuó todo tipo de comentarios, positivos y negativos con respecto a la figura del ex obispo de San Pedro involucrado en escándalos con mujeres y denuncias por paternidad irresponsable.

“Realmente nos sorprende sobremanera, más aun cuando el triunfo de Mario (Ferreiro) en la Intendencia generó un ánimo y ambiente festivos en el partido, a sabiendas que ideológicamente transitamos por el mismo camino e incluso estábamos visualizando la posibilidad de hacer una coalición de partidos de todos los colores para el 2018”, expresó Celestino Candia, referente del Frente Guasu en contacto con La Mira.

Aunque resta aun un tiempo considerable para las presidenciales del 2018, se sabe que no existen aun candidatos potenciales para cubrir el vacío dejado por el Lugo en el más alto poder partidario, y aunque suenan algunos nombres potables, como los de Sixto Pereira y Carlos Filizzola, no existe una figura que aglutine el carisma y la capacidad de convocatoria que tiene el ex presidente, según datos que coinciden en este punto.

Analistas consultados por nuestro diario señalan que seguramente Lugo maneja una estrategia oculta que oportunamente saldrá a luz, con respecto a su futuro político, más aun a sabiendas de que tiene de nuevo ambiciones presidenciales.

Un experto en tramas electorales comentó a este medio que no es desatinado pensar que Lugo esté pretendiendo posicionarse en una línea media entre la izquierda que abraza, y la derecha en el poder, con el objetivo de consolidarse como candidato “conservador”.

Esta fórmula, expresada oralmente en su candidatura para el 2008, pero revertida poco después de asumir el cargo cuando dejó exhibir su preferencia por el Socialismo Siglo XXI preconizado por el ex presidente Chávez, podría volver a utilizarlo para las próximas elecciones generales, con la ligera desventaja de que el electorado ha asumido madurez crítica y difícilmente pueda volver a ser engañado con falsos cantos de sirena.

Con todo ello, Lugo también puede volver a tentar suerte en la trastienda del Partido Colorado, que enfrenta un divisionismo interno peligroso y, tal como sucediera en las recientes municipales, ello podría significar un traspié aun más grave con un nuevo paso a la llanura, esta vez de la mano de Cartes, que enfrenta la más baja popularidad desde que asumió el cargo en el 2013.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.