Queman enorme evidencia del Paraguay narco

Un agente lanza paquetes de cocaína al horno de la empresa privada chaqueña, hasta donde se constituyeron representantes de la Justicia y del Ministerio Público para destruir evidencias del narcotráfico en Paraguay.

Un total de 1.196 kilos de cocaína, con un valor aproximado de 7 millones de dólares, fue destruido este lunes por orden de la fiscalía antinarcóticos en una empresa particular situada en la vecina ciudad de Villa Hayes (Chaco paraguayo).

La droga fue decomisada en diversos procedimientos y operativos realizados por la Secretaría Nacional Antidrogas.

La comitiva encargada de la destrucción de la cocaína estuvo integrada por representantes del juzgado, del Ministerio Público y de la Senad.

Para la destrucción de las cargas incautadas se recurrió a los servicios de la empresa Vectorial, que cuenta con altos hornos, especiales para ese tipo de procedimiento.

Las drogas fueron decomisadas durante los años 2013, 2014 y principios de este año, según el informe oficial.

La quema se realizó en presencia de supuestos narcotraficantes detenidos, y sus respectivos abogados, luego de que los técnicos realizaran en el mismo sitio el análisis primario de campo y pesaje correspondiente.

Este procedimiento tenía el objetivo de corroborar que las bolsas a ser incineradas contenían efectivamente cocaína, y también contaban con el peso exacto que figuraba en la planilla dada a conocer por el Ministerio Público.

Posteriormente, se procedió al lanzamiento de los panes de droga dentro de uno de los hornos que se encuentran en la citada planta industrial.

Del total de la droga incinerada, 311 kilos corresponden a lo incautado durante la operación Halcón II, realizada en enero del 2013 en el distrito de Lima, departamento de San Pedro.

En la ocasión, fue interceptada una avioneta procedente de Bolivia.

También destruyeron evidencias incautadas en el operativo Halcón V, realizado en noviembre de 2014, cuando se descubrió una avioneta cargada con 530 kilos de cocaína en el aeropuerto de Pedro Juan Caballero, Amambay.

La comitiva también incineró una carga de 355 kilos del alucinógeno, decomisada durante la operación Halcón VI, consumada el pasado 14 de enero en la localidad de Loreto, departamento de Concepción, tras la intercepción de una avioneta.

También fueron quemadas evidencias correspondientes a otros casos de tráfico de menor volumen, según se informó.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.