Proveen agua en región con marcado contraste entre ricos y pobres

El servicio de agua potable constituye un eslabón del programa, que busca mejorar la estructura de los asentamientos después de décadas de postergaciones.

El Servicio Nacional de Saneamiento Ambiental (Senasa) construirá 8 sistemas de agua potable para familias de 5 distritos de los departamentos de San Pedro y Canindeyú, donde existe marcada diferencia en la distribución de la riqueza entre los grandes productores agroganaderos y las pequeñas fincas rurales.

Las obras del Gobierno forman parte del programa Sembrando Oportunidades, y beneficiarán a 1.842 familias que tendrán acceso a agua potable por primera vez.

Estas acciones están encaminadas a convertir a los asentamientos vulnerables en territorios de oportunidades.

El diseño del programa está en plena etapa de ejecución, según el informe oficial, que alude al pozo perforado, bombeo y ensayo de suelo realizado y tanque metálico en fase de fabricación.

Se espera que las familias puedan utilizar el sistema al finalizar los 90 días de la declaración de emergencia en esos dos departamentos, a más del departamento de Concepción (todos en el Norte del país) en abril próximo.

Santa Rosa del Aguaray, San Pedro del Ycuamandyyú, Nueva Germania y Lima, del departamento de San Pedro, así como Curuguaty, del departamento de Canindeyú, son los distritos donde se construyen los sistemas de agua potable en los asentamientos.

Para abastecer a los asentamientos Jardín del Norte, 12 de Agosto y Progreso, de Santa Rosa del Aguaray, se inició la construcción de otros cuatro sistemas, la igual que en Araújo Cué, zona de Curuguaty.

En las compañías Virgen de Fátima y Curupayty, y el barrio Inmaculada, de San Pedro de Ycuamandyyú, así como en Tierra Prometida y Colonia Aguaray, de Nueva Germania; Calle Primavera y Naranjaty, de Lima, se encuentran conformadas las juntas de saneamiento para iniciar con las construcciones próximamente y llegar a más familias.

Por Decreto Nº 2.954/2015 del Poder Ejecutivo, se declaró en situación de emergencia al departamento de Canindeyú por un periodo de 90 días y se establecieron las directrices de coordinación y ejecución para la atención en dicho departamento, junto con Concepción y San Pedro.

De acuerdo a los datos, el Gobierno Nacional encara acciones para responder a la situación de emergencia estructural en el Norte del país, como consecuencia de décadas de políticas de desarrollo ausentes por parte del Estado y sucesivos gobiernos “democráticos”.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.