“Los frigoríficos tienen la mayor incidencia en los precios al consumo final”, afirmó el Dr. Trapani, quien expuso las ventajas comparativas del sector industrial frente a los precios bajísimos recibidos por los productores. Foto: Ñanduti.com

El Dr. Carlos Trapani, ex presidente del Senacsa y ex titular de la Asociación Rural del Paraguay, refutó expresiones del empresario industrial Dr. Luis Pettengill, y destacó el contraste que existe entre los beneficios que reciben los frigoríficos por la comercialización de carne y los bajos precios pagados a los ganaderos.

“Los datos oficiales son muy claros con respecto a la no incidencia de la disminución del precio y los volúmenes de exportación con relación al paupérrimo precio recibido por los productores”, señaló Trapani.

Añadió que “si bien los supermercados tienen faena propia, la mayor provisión de carne, tanto planchas de costillas medias reses y cortes especiales envasados al vacío, es de origen industrial; por lo tanto, es la industria la que tiene mayor incidencia en los precios al consumo final, que no bajan en el mismo porcentaje que se paga por el ganado”.

El tema de comercialización de la carne se encuentra en un constante enfrentamiento, que se ha ido incrementando a medida que los frigoríficos derivaron los reclamos de los productores a una cadena de frío que, cada tanto, sube de temperatura con el diálogo de sordos mantenido entre las partes interesadas, con el consumidor final oficiando de espectador pasivo.

“Esta pelea infantil no le beneficia a nadie”, expresó Trapani, en medio del SOS expuesto por los ganaderos, en el sentido de que la producción viene de soportar graves golpes por eventos climáticos adversos registrados el año pasado, y ahora se suma el precio que reciben por su producción, a la que llegaron a calificar de lamentable.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *