Peligro de más epidemias si no se eliminan criaderos de mosquitos

Basurero improvisado en un albergue de inundados de Asunción. La falta de recolección y la acumulación de desperdicios, que entran rápidamente en descomposición por el intenso calor, facilitan la propagación de vectores del dengue y otros males de salud.

El Ministerio de Salud Pública advirtió que la institución no podrá frenar la actual epidemia de dengue en el país sin la colaboración de la ciudadanía.

Pide la eliminación de los criaderos de mosquitos con el argumento de que el aedes aegypti puede transmitir también enfermedades como la chikungunya y zika.

La viceministra Teresa Barán afirmó que la única forma de frenar la epidemia es trabajando entre todos.

Expresó que la fumigación no es la solución y que la mejor vacuna o estrategia es la eliminación de los criaderos, con la ayuda de la ciudadanía.

La recomendación de la autoridad sanitaria es que ante los síntomas de fiebre, dolor de articulaciones y dolor de cabeza, las personas deben acudir sin pérdida de tiempo a consultar en los centros sanitarios.

Aclaró que las inundaciones, lluvias y el intenso calor son factores que se suman para la propagación del vector.

La cartera de Salud Pública confirmó brotes de dengue en los departamentos de Alto Paraná, Amambay y Concepción.

La viceministra comentó en ese sentido que el propio Ministerio se encarga de recoger basura en algunas ocasiones para colaborar con la campaña de lucha, a pesar de que ese trabajo no le corresponde directamente.

En el 2013, según refirió, hubo una gran epidemia donde los hospitales, tanto públicos como privados, estuvieron saturados de enfermos de dengue, y el 2015 cerró con más de 4.000 casos.

Agregó que en este 2016 se registraron dos posibles casos nuevos.

En cuanto a eventos de zika, Barán señaló que esta enfermedad se constató específicamente en Pedro Juan Caballero, departamento de Amambay.

El observatorio popular alertó a través de las redes sociales acerca del riesgo latente de dengue y otros tipos de enfermedades en las zonas afectadas por la actual inundación, comprometiendo la responsabilidad del Gobierno en disponer todos los recursos a su alcance para evitar el peso del mal sobre los hombros recargados de compromisos de las familias inundadas que residen en albergues precarios, sin baños ni vertederos de basura.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.