Orientan sobre alimentación saludable a gancheros de Cateura

Exquisito y saludable caldo de pescado ofrecido a los gancheros de Cateura y sus familiares, como parte de una cruzada solidaria que incluyó orientaciones sobre alimentación y nutrición, en una zona olvidada de la sociedad.

Técnicos del Viceministerio de Ganadería dictaron una charla educativa a trabajadores del vertedero municipal de Asunción y sus familiares, como parte de la Semana Nacional del Pescado, que incluyó un almuerzo a más de 100 personas en base a caldo preparado con el producto ictícola.

“El pescado contiene nutrientes esenciales para el desarrollo humano, que ustedes pueden aprovechar obteniendo presas de variadas especies del río Paraguay, que está en las cercanías”, expresó la doctora Susana Barúa, directora de Acuicultura del VMG.

La jornada contó con la participación de otras instituciones públicas, como la Secretaría de la Juventud y el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Animal (Senacsa).

La Embajada de China Taiwán también estuvo presente a través de representantes de la legación diplomática en el país, que practica un fuerte impulso a la actividad piscícola con asistencia técnica, becas y financiamiento para la construcción de estanques para la producción de peces, entre otras múltiples ayudas.

En representación de los gancheros, la señora Marta Rodríguez resaltó la iniciativa y dijo que pocas veces el barrio humilde ubicado en el sector más alejado de la “civilización” recibe la visita de gente de bien.

“Acá nos hemos acostumbrado, lamentablemente, a pelear solos con nuestros problemas, que son muchos”, dijo apenada, mientras otros trabajadores aportaban lo suyo para criticar la ausencia del Estado y el estado de indefensión en que se desenvuelve la comunidad, insertada en el ejido urbano de Asunción.

A los trabajadores del vertedero se les llama gancheros por el gancho que utilizan para hurgar en la basura y obtener así los productos que buscan, limitados generalmente a objetos de plástico en general y, en menor medida, envases de vidrio, que son los más demandados.

La actividad es calificada como una de las más insalubres y peligrosas por el Ministerio de Salud Pública, a pesar de lo cual en el sitio no existe un puesto de salud sino un precario local que, en los papeles, fue instalado con el fin de ofrecer asistencia sanitaria y remedios para casos básicos, pero en la práctica apenas sirve para cobijo de alimañas.

El caldo de pescado fue preparado por cocineros del IGA (instituto gastronómico de prestigio en nuestro medio), y servido a las familias por los funcionarios visitantes, quienes por un día postergaron su rutina diaria para involucrarse en una cruzada solidaria, justamente en un sector poblacional olvidado, marginado, postergado y discriminado de la sociedad, donde la basura ofrece, en la medida de sus posibilidades, los recursos que el Gobierno no da.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.