Obras “a lo Paraguay” provocan malestar generalizado

A los apurones, la empresa contratista procura poner medianamente en condiciones las vías alternativas a Aviadores y Madame Lynch, en medio de la queja de frentistas por los trabajos de última hora.

Con evidente apuro, posiblemente como secuela del desastre en el tránsito registrado el pasado sábado en la zona de construcción del viaducto de Aviadores del Chaco y Madame Lynch, la empresa privada encargada del mejoramiento de las vías alternativas procuraba este martes poner en condiciones de desplazamiento normal las pésimas calles del entorno.

La situación provoca no solo incomodidades al vecindario del populoso distrito de Campo Grande y barrios aledaños, sino perjuicios variados, motivados especialmente por las dificultades para encontrar calles aptas que permitan menos estrés y más dinámica, sin los contratiempos experimentados hace varios meses.

“Se veía venir”, lamentó este martes Magdalena Piris, indignada del barrio San Jorge.

Explicó que a mediados del año pasado hicieron llegar a las autoridades de Obras Públicas las inquietudes de la mayoría de los frentistas, con el objetivo de que se reparen en tiempo y forma las calles alternativas en toda la zona afectada por el viaducto, incluso la instalación de desagüe pluvial y cloacal, que se realiza solo en los lugares más visibles.

“Apenas han mejorado algunos tramos, y el resto se encuentra en condiciones lamentables”, opinó otro vecino.

Recordó que el coordinador de la empresa adjudicada “Chávez Construcciones” fue abordado acerca de la necesidad de hacer un trabajo acorde a las necesidades del barrio, pero ello no ha ocurrido.

“En la calle Mayor Martínez vinieron un día a derramar el asfalto sobre el empedrado, y con la primera lluvia se vio el resultado del trabajo mal hecho”, opinó Flora Morínigo.

La situación llegó a un pico vergonzoso el pasado sábado, cuando operarios de la multinacional española Covian Corsam encargada de  la construcción del viaducto cerraron la mitad del paso de vehículos en la estratégica esquina donde confluyen a diario más de 20.000 vehículos, entre automóviles, colectivos y enormes camiones de transporte de cargas.

De acuerdo a datos, un recorrido de 5 kilómetros desde Luque hasta Campo Grande le llevó a una ciudadana más de dos horas, y según informes que no pudieron ser confirmados un hombre habría fallecido en el mismo trayecto, como posible víctima de infarto provocado por el estado de nerviosismo generado por la cola infernal.

“Este es un ejemplo claro de la ineficiencia de nuestras autoridades, tanto del MOPC como de la Municipalidad, que nada han hecho para prever esta situación lamentable que soportan millares de ciudadanos por el mal estado de las vías alternativas y otros detalles que hubieran prevenido a tiempo”, disparó Maribel Espósito, frentista del barrio San Jorge, en la denominada «zona vip» de Asunción.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.