«Nicanor y Lugo son culpables», dice Leite por la deuda con PDVSA

El culebrón protagonizado por Petropar ha rebasado el aspecto meramente financiero de la deuda con PDVSA porque el Gobierno se siente víctima de una «vendetta» política contra Paraguay por su apoyo al referendum revocatorio de Maduro.

El ministro de Industria y Comercio, Gustavo Leite, sacó la cara por el Gobierno en el culebrón generado por la millonaria deuda vencida de Petropar con la proveedora venezolana de petróleo PDVSA y dijo que en siete oportunidades autoridades nacionales y de la petrolera estatal viajaron a Venezuela para negociar la cuenta en base al acuerdo de Caracas.

Este acuerdo sigue vigente y fue firmado a finales del 2004 entre el expresidente Nicanor Duarte Frutos y su homólogo venezolano, Hugo Chávez.

Según Leite, los montos reclamados se refieren a 13 facturas nominadas y emitidas durante la gestión de los ex presidentes Nicanor Duarte Frutos y Fernando Lugo, que nunca fueron honradas por dichos gobiernos.

Petropar fue intimado el viernes anterior por PDVSA para pagar 287 millones de dólares de la deuda que mantiene la estatal paraguaya con su par de Venezuela, en el marco del acuerdo vigente entre las partes.

El documento pone plazo hasta el próximo viernes 10 de junio de este año para que se cumpla el pago, porque de lo contrario presentará demanda judicial ante tribunales del país caribeño.

La deuda total ascendería a 265 millones de dólares, más los intereses moratorios, que incrementan la cartera morosa a 279 millones de dólares.

La administración actual de Petropar pidió a PDVSA una quita de 50 por ciento sobre de la deuda y que el 70 por ciento de la cuenta restante sea pagada con recursos de la institución, con un remanente de 30 por ciento a ser cancelado para fines de este año.

El ministro Leite dijo que la intervención de los directivos de PDVSA arrastra un trasfondo político, como reacción por el apoyo de Paraguay al referéndum revocatorio al gobierno de Nicolás Maduro.

“En el acuerdo de Caracas se explica claramente que de haber deudas podrán ser pagadas en un plazo de 15 años. Particularmente no me preocupa, estamos a tiempo de pagar las cuentas y de manera amistosa”, expresó el titular del MIC.

El canciller nacional, Eladio Loizaga, manifestó que en esta instancia la Cancillería nada tiene que hacer, ya que el problema es de carácter comercial entre ambas empresas.

Por su lado, ex presidentes de Petropar durante los gobiernos de Duarte Frutos y Fernando Lugo esquivaron su responsabilidad en las deudas impagas, ante lo cual surge la necesidad de hacer cuentas claras para establecer culpabilidades.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.