Narcopolítico que cayó con 11 kilos de cocaína se burla de la ley

El político y dirigente deportivo (derecha) en el momento de la detención, registrada en el 2009 en Ciudad del Este. Desde entonces, Vázquez pelea en Tribunales para burlar a la justicia.

Un Tribunal Colegiado de Sentencia declaró la rebeldía del dirigente deportivo y político colorado de Ciudad del Este Marcial Vázquez, y ordenó su captura por narcotráfico.

El citado no se presentó por cuarta vez al juicio oral que debía afrontar en la mañana de este viernes 26 de febrero, en el Poder Judicial de la capital del Alto Paraná.

El abogado defensor argumentó que el acusado estaba enfermo, pero  no presentó ningún justificativo médico para demostrar la veracidad de su afirmación.

A raíz de esta situación, el fiscal Elvio Aguilera, de la Unidad Especializada de Lucha contra el Narcotráfico, requirió al órgano juzgador la rebeldía del encausado.

Los miembros del Tribunal, Carmen Barrios (presidenta), Blas Cabriza y Zunilda Martínez (miembros), declararon rebelde a Vázquez y ordenaron su captura.

Según los antecedentes, Marcial Vázquez se desempeñaba como presidente del club Deportivo Boquerón, de la Liga Paranaense de Fútbol, cuando fue arrestado con más de 11 kilogramos de cocaína en su poder.

El procedimiento, realizado el 15 de abril de 2009 en la avenida Emiliano R. Fernández y Capitán Miranda, del Ciudad del Este, estuvo encabezado por la entonces fiscala antidrogas María Adelaida Vázquez, acompañada por agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (SENAD).

La cocaína era transportada en el portabultos de una camioneta Nissan Patrol, con chapa PRG 642, propiedad de Vázquez.

El dirigente deportivo, y un secretario que le acompañaba, fueron imputados y posteriormente acusados por la Fiscalía por tenencia sin autorización de sustancias estupefacientes y asociación criminal.

El juicio oral se realizó el 27 de abril de 2010, oportunidad en que Marcial Vázquez fue condenado a 2 años como cómplice, y su secretario a 7 años, como autor.

El Tribunal de Sentencia estuvo integrado por Graciela Flores, Ana María Arréllaga y Efrén Vázquez.

Este último votó en disidencia y consideró que ambos debieron ser condenados a 7 años de prisión.

En cambio, las magistradas no tuvieron en cuenta la investigación de la Fiscalía, e hicieron aparecer al autor del hecho como cómplice y al cómplice como autor.

Debido a esto, la Fiscalía apeló la Sentencia Definitiva, dictada el 4 de mayo de 2010, pero la Cámara de Apelaciones confirmó la sentencia de primera instancia.

El Ministerio Público planteó un recurso de casación ante la Corte Suprema de Justicia, buscando una mayor condena para Vázquez.

Sin embargo, los miembros de la máxima instancia judicial resolvieron anular las resoluciones de primera instancia y de la Cámara de Apelaciones, ordenando la realización de un nuevo juicio oral, que ya fue suspendido en cuatro oportunidades por la incomparecencia del acusado.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.