“Nadie podrá eliminar al brutal Estado Islámico”

Un activista del EI se dispone a decapitar al ciudadano británico James Foley tras acusarle de traicionar la causa de la organización, al que un periodista considera la más brutal que existe sobre la Tierra.

Un ex parlamentario alemán y periodista afirmó que no existe una fuerza o persona capaz de eliminar o dejar fuera de acción al grupo terrorista Estado Islámico, al que consideró el más brutal de entre todas las organizaciones fundamentalistas que operan en el mundo.

Jurgen Todenhofer dijo en un libro que EI planea someter a Occidente a un holocausto nuclear, y que deben morir al menos 500 millones de personas, entre ellas mulsulmanes considerados moderados o tibios, por priorizar la ley humana antes que la ley de Dios (en referencia a Alá).

El periodista cuenta que pasó 10 días dentro de la agrupación terrorista, gracias a su crítica de la política estadounidense en Oriente Medio, tras ponerse en contacto previamente con militantes del Estado Islámico por la red Skype.

En un artículo sobre su experiencia divulgado por el diario británico Daily Mail, expresó: “No veo a nadie que tenga la capacidad real de detenerlos”.

Comentó que los militantes y sus familias viven en los hoyos dejados por los proyectiles y en casas bombardeadas.

Advirtió que el EI es la organización terrorista más peligrosa que jamás ha conocido.

“Es mucho más peligrosa y organizada de lo que se imaginan en Occidente. Son extremadamente brutales. Dicen que 500 millones de personas deben morir, y están preparados para consumar esa matanza en nombre de su dios”, advirtió.

El lugar donde pasó sus días el periodista es Mosul, en el norte de Irak, controlado por el Estado Islámico (algunos le conocen por la sigla ISIS), expresa el periódico.

Añade que el periodista puntualizó que los terroristas son extremadamente brutales “no solo por las decapitaciones, sino por su estrategia de limpieza religiosa. Esa es su filosofía oficial”.

“Estado Islámico quiere matar a todos los no creyentes y apóstatas y esclavizar a sus mujeres y niños. Todos los chiitas, yazidíes, los hindúes, los ateos y los politeístas deben ser asesinados”, escribió.

En su libro, Todenhofer hace también alusión a que cientos de millones de personas han de ser eliminadas en el transcurso de esta ‘limpieza’ religiosa.

“Todos los musulmanes moderados que promueven la democracia deben ser asesinados porque, desde el punto de vista del EI, promueven las leyes humanas por encima de las leyes de Dios”, recalcó.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.