Las mujeres dejaron de lado por un momento su rol de necesitadas y expusieron su perfil productivo y solidario entregando alimentos frescos de su tierra a familias pobres de Asunción. “El machismo de nuestra sociedad mata”, expresaron en la ocasión.

Alimentos de mujeres productoras, integrantes del Frente Mujer del Partido Paraguay Pyahura (PPP) fueron entregados a familias pobres de Asunción frente al Panteón de los Héroes, en el marco de la recordación del Día de la Mujer Paraguaya.

Dora Flecha, responsable nacional del Frente Mujer PPP, resaltó la importancia de la tierra y la producción campesinas que alimentan a sus familias y al pueblo a pesar de la crisis por la pandemia y todo tipo de imponderables climáticos y atmosféricos, ante el abandono histórico del Estado a la pequeña producción.

Entre los productos entregados figuran poroto, maíz, maní, almidón, mandioca, zapallo, calabaza, batata, cebollita, locote, perejil, tomate, pomelo, limón, mamón y queso, traídos especialmente de San Pedro, Caaguazú, Canindeyú y Guairá, Concepción, mientras personas de Asunción Capital donaron alimentos no perecederos como arroz, fideo, azúcar, sal, harina.

El Frente Mujer denunció la agudización de la violencia hacia las mujeres como una problemática social agravada por la falta de mecanismos de prevención y protección desde las instituciones del Estado.

El machismo latente mantiene esta realidad de discriminación y violencia, sostienen.

La distribución de producción es un recordatorio del protagonismo que las mujeres tuvieron durante toda la historia del Paraguay en la defensa de la soberanía.

“Las mujeres de la Guerra del 70 cavaron trincheras, fueron enfermeras y transportadoras de armas, cantaron en brigadas himnos alusivos por las calles, llamando a defender la patria. Con ese ejemplo, las mujeres seguimos batallando hoy a pesar de las barreras, limitaciones y condicionamientos que nos imponen desde esta sociedad y nos ubican como personas de segunda categoría para arrinconarnos, oprimirnos y así mantenernos en subordinación”, expresa un comunicado dado a conocer en la ocasión.

Añade que “este Estado oprime a las mujeres y, con mayor fuerza, a las mujeres pobres, condenándolas a la miseria, obligándolas a migrar a otros países en busca de trabajo y, muchas veces engañadas, terminan en trata de personas o en la prostitución”.

“Ante esta realidad, las mujeres nos organizamos en asentamientos y comunidades, impulsando la participación política efectiva con propuestas, debates y acciones que las mujeres dirigimos, organizando las brigadas de mujeres contra la violencia. Y así, junto con el pueblo, vamos buscando salida a los problemas que nos aquejan”, recalca el documento.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *