“Yo que estaba tan entusiasmada de que, por fin, ese señor dejará la mamadera y tendríamos de nuevo la posibilidad de soñar con un Paraguay mejor”, posteó una indignada, recibiendo como respuesta de otro internauta: “Nadie nos saca lo bailado”.

Posteos obsesivos inundaron las redes sociales este jueves con respecto a una información, que resultó ser del año pasado, donde se hacía referencia a la renuncia presentada por el ministro de Hacienda, Benigno López, y el inmediato rechazo a la capitulación por parte de su hermano Mario Abdo Benítez, quien le extendió su voto de confianza que permitió al hombre que maneja las finanzas del país entrar en un embudo de corrupción que está dejando sin recursos al país.

La decepción fue mayúscula de los indignados sociales cuando corrió la voz de que se trataba de una información desactualizada, teniendo en cuenta que López no solo se mantiene prendido a su cargo sino ha dado señales de que tiene carta blanca del presidente para “ordenar la casa”, esto es, administrar el presupuesto 2020 y, fundamentalmente, dar orientación a los más de 2.000 millones de dólares prestados del exterior para ser destinados al tema del covid.

“Fuimos tan felices, pero solo por unas horas”, opinó en su sitio social Gerardo Alegre, tras señalar que, cuando se cansó de replicar la información surgida de improviso, fue alertado de que Benigno no tiene ninguna intención de dejar el cargo, y que, en todo caso, el pacto “cicatriz” podría ser la instancia que ponga sus pies en polvorosa.

“¡No puede ser!”, publicó Mirna Elizabeth Bernal Ciotti.

“Yo que estaba tan entusiasmada de que, por fin, ese señor dejará la mamadera y tendríamos de nuevo la posibilidad de soñar con un Paraguay mejor”, añadió.

“Nos mareamos un rato, pero nadie nos saca lo bailado”, apuntó José Raúl Martínez, al coincidir con centenares de lectores la confusión creada en un momento, hasta que la ilusión se disipó y se volvió a la realidad lacerante de un país dominado por las necesidades, ante una población impotente y doblegada por la condicionalidad y autoridades carentes de sensibilidad social.

El bleff se produce en uno de los momentos más álgidos del gobierno de Marito, donde el ministro López es el protagonista principal del infortunio que castiga a la población por la falta de trabajo, pan y garantía de vida digna por el resto del año, a sabiendas de que el mismo Benigno dirige la danza de los préstamos, en un ritual que enmarca el estado de perversión política a que ha llegado a un punto culminante que podría dejar su impronta de sorpresas el próximo 15 de agosto, en coincidencia con el segundo aniversario de desastre de gestión de Marito y su controvertido gabinete.

“Se espera que la cargada haga karma y se haga realidad la salida del ministro, que tanto daño le viene haciendo al país desde hace años, de forma abierta e impune”, posteó Mario David Klein.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *