Saludo modo covid de Marito con una mujer que recibió préstamos del gobierno. Mucha gente entiende que el presidente le muestra el codo a la ciudadanía que le critica por la inacción y los robos impunes de las autoridades.

En coincidencia con su perfil cada vez más debilitado a causa de denuncias y críticas generalizadas hacia la calidad de su gestión de gobierno, el Presidente de la República, Mario Abdo Benítez, hizo loas a las obras de progreso y asistencia socioeconómica que, según dijo, viene realizando en sectores carenciados en el marco de la pandemia.

Sin tener en cuenta los severos cuestionamientos a su labor, abordado por periodistas en el departamento de Misiones, adonde fue a inaugurar mejoras en infraestructura de servicios, afirmó que durante el tiempo que le queda de mandato (3 años), quiere terminar su mandato de la mejor manera, “sin robar ni mentir”, y que la ciudadanía le recuerde por sus buenas obras, por ser uno de los presidentes más jóvenes del Paraguay, y por haber asimilado los reclamos y las necesidades de la gente.

Destacó los resultados auspiciosos cosechados en la lucha contra el coronavirus, y la respuesta a las necesidades emergentes, pasando olímpicamente por alto reclamos sonoros del propio personal de salud pública por la falta de insumos y equipos sanitarios básicos, que muchos profesionales deben costearlos de sus bolsillos.

Marito dijo que lo bueno que se logrado en materia de control de contagios por el covid no significa que la gente deba relajarse y transgredir la Ley de Emergencia Sanitaria en vigencia, sino cuidar su propia salud, la de su entorno, y con ello lograr que la sociedad sea liberada de la plaga viral en auge.

“Cuidémonos todos y cuidemos también a los que nos rodean, para así seguir figurando en el consenso internacional como uno de los países campeones en materia de lucha y resultados contra el coronavirus”, expresó Abdo Benítez.

Referentes de sectores de poder fáctico consultados por La Mira coinciden en señalar que el coronavirus está en su peor momento por la cantidad de nuevos contagios diarios, y también el gobierno de Marito, que no termina por acomodar los intereses del gobierno a los intereses ciudadanos, en un tira y afloja permanente donde “los hombres del presidente” se llevan las de ganar y el pueblo paga las consecuencias.

Esta es la deducción lógica del ambiente de pobreza, desconfianza y temor instalado en la gente, de frente a los graves escándalos de corrupción en la función pública, que son interpretados como anécdotas por el Ministerio Público (no hay ningún solo ladrón del Estado preso) y como lágrimas de cocodrilo por el gobierno.

Compartir:

1 Comentario

  • Mirador Juliano, 11 julio 2020 @ 16:38 Reply

    Vive en otra dimensión. No en la realidad doliente y lacerante de la ciudadanía que debe estar atenta y alerta cuidando que los personeros de turno no se aprovechen de los bienes públicos. Muy cansador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *