La adquisición de baratijas chinas resulta que no ocasionaron daño ni pérdidas económicas para los fondos del covid, según el informe de la comisión “a medida” formada supuestamente para la verificación y control del uso de esos millonarios recursos públicos.

El ministro de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), Arnaldo Giuzzio, quien encabeza la comisión especial de autoridades para la supervisión y control de los fondos del covid, afirmó que han detectado 0 guaraní en pérdidas económicas y perjuicio patrimonial en los procesos de adquisición de insumos sanitarios y medicamentos para la pandemia, sobre un total de 44 licitaciones supuestamente analizadas, que representan un total de 514 millones de dólares.

“A la fecha, hay cero guaraní en pérdidas económicas y perjuicios patrimoniales”, afirmó el ex fiscal de Delitos Económicos, tras aclarar este martes que sí hubo algunos procesos errores menores que han sido corregidos y reconocer la presunción de hechos punibles.

“Hemos dado nuestro acuerdo para el inicio de 10 llamados para contrataciones enmarcadas en la urgencia impostergable, y acompañamos 4 operaciones de compras por medio de organismos internacionales como la OPS, Unicef y la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos, las cuales han presentado ventajas en precios y calidad certificada”, expresó el actual ministro de la Senad.

Aclaró que la comisión ha recomendado al Ministerio de Salud Pública priorizar en adelante las adquisiciones de insumos y productos sanitarios “made in Paraguay” por la calidad demostrada, y que solo se opte por el mercado internacional cuando el mercado local no disponga, o no esté en condiciones, de dar respuesta a demandas específicas.

La diputada Rocío Vallejo salió al paso de los resultados expuestos por la considerada “comisión a medida” del gobierno, señalando que de ninguna manera se puede hablar de inexistencia de daño patrimonial al Estado por parte de las polémicas empresas Imedic y Eurotec.

Casos sucesivos de sonoras irregularidades en los desembolsos de recursos del covid para la compra de insumos chinos, que resultaron ser baratijas de baja calidad y divulgados documentadamente por la prensa con gran destaque, despertaron el malestar generalizado del país, que a través de manifestaciones y críticas encadenadas en las redes sociales hacen escuchar su protesta.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *