La foto de BBC Mundo recrea detalles de la búsqueda extraordinaria de Madeleine por parte de investigadores internacionales, que calificaron el hecho como “el más complejo de todos los tiempos”.

Al cumplirse este martes 45 días de la extraña desaparición de Juliette sin que existan novedades sobre su paradero, el caso hace rememorar un escenario parecido ocurrido en el 2007 con la niña Madeleine McCann, quien se encontraba durmiendo con sus padres y hermanos durante las vacaciones familiares en un centro turístico de Portugal, cuando alrededor de la medianoche no se tuvo más noticias de ella.

El acontecimiento movilizó rápidamente a la Policía portuguesa, que extremó recursos para encontrar a la menor de 3 años de edad, pero todos los intentos fueron estériles.

Con el correr de los días, en medio del asombro generalizado, los investigadores emitieron la alerta internacional y dieron participación a la reconocida policía inglesa (país de origen de los McCann) Scotland Yard, reconocida como uno de los cuerpos de investigación más reconocidas del mundo.

A partir de entonces, cuando la opinión internacional convivía con el asombro, no se han tenido resultados en la búsqueda, que no se limitó al entorno inmediato de la familia afectada, sino se extendió a todo Portugal e incluso a países limítrofes (Gran Bretaña y España) en la sospecha de que la niña no podría haber sido transportada más lejos, según las versiones que nunca pudieron confirmarse.

Los agentes de la famosa Policía de Londres han caratulado el caso como “desaparición de persona”, y a partir de ahí se concentraron en realizar investigaciones reservadas para casos de secuestro, homicidio e incluso como abducción (conjetura de secuestro de un ser humano por seres extraterrestres para llevarlo supuestamente a una nave espacial).

Todas las presunciones fueron admitidas en el marco de las investigaciones, pero hasta hoy día, 13 años después, el caso, considerado “el más complejo del mundo”, está inmerso en el absoluto misterio, despertando todo tipo de versiones acerca de la naturaleza del hecho, de frente a la suerte dolorosa de los McCann.

“No creemos que acá se repita esa historia, pero en el ámbito de la delincuencia o la criminalidad puede suceder cualquier cosa, como usted lo ha mencionado”, respondió con discreción e igualmente atónito un oficial del Departamento de Investigación de Delitos de la Policía Nacional, que pidió el anonimato, al ser abordado por La Mira con respecto al caso Juliette y el cúmulo de preguntas sin respuesta que se acumulan en el hecho.

El Ministerio Público no ha analizado hasta el momento la posibilidad de solicitar colaboración a la Policía internacional (Interpol) o algún otro cuerpo policial de élite alrededor del mundo para ayudar en las investigaciones sobre Yuyú, a pesar de la insistencia de organizaciones de defensa de los derechos del niño e incluso el padre biológico de la menor, entre otros interesados en “internacionalizar” el caso en la búsqueda de resultados.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *