“La reunión realizada en el BCP entre el Gobierno y sectores empresariales no tiene valor, porque aprovecharon la inmovilización del sector trabajador para decidir nuestra suerte”, afirmó el líder sindical.

Todo el proceso del plan de reactivación económica que lleva adelante el Gobierno se realiza de manera oportunista, porque aprovecha arteramente esta circunstancia crítica de la pandemia para realizar una reunión a puertas cerradas entre autoridades y empresarios, postergando una vez más la participación del pueblo trabajador paraguayo, que como se sabe está inmovilizado por el tema de la pandemia” afirmó el secretario general de la Confederación de la Clase Trabajadora (CCT), Julio López.

Abordado por La Mira, el líder sindical se refirió a la reunión realizada este lunes en el Banco Central del Paraguay y señaló que “no fuimos invitados”.

“Nosotros venimos reclamando mayor espacio en las discusiones sobre la reforma del Estado que impulsa el Gobierno, y en ese sentido hemos tenido una primera reunión con el vicepresidente de la República la semana pasada, donde la confederación de la clase trabajadora sentó postura clara sobre este proyecto”, aseveró.

En ese sentido, informó que en esa oportunidad le pidieron a Hugo Velázquez que posponga la discusión del proyecto de reforma del Estado hasta que se normalice la situación actual luego del cierre de la cuarentena sanitaria por el coronavirus.

“Sostuvimos que no estamos ajenos a discutir decisiones puntuales, incluso las de carácter estructural, para responder a la crisis y la demanda de esta pandera, especialmente para el postergado sector carenciado, que está pasando tribulaciones debido a la falta de fuentes de empleo y comida”, apuntó.

López cree que este no es momento adecuado para hacer ningún tipo de reforma estatal.

“Creemos que un proyecto de esta envergadura requiere un espacio y un órgano jurídico que garanticen la participación democrática de los trabajadores”, expresó.

Añadió que el proyecto del Gobierno plantea profundas transformaciones “que, para nosotros, categóricamente lejos de favorecer a los intereses del pueblo paraguayo y de sectores carenciados, en realidad se orienta a fortalecer el modelo neoliberal”.

“La discusión de un proyecto como este tiene profundo contenido social, y esto no se da por un pacto social como sostienen el Gobierno y sus aliados empresariales, sino por una puja de intereses entre el modelo que queremos los trabajadores y el modelo que quiere imponer el Gobierno”, recalcó.

López afirma que el proyecto en cuestión está hecho a imagen de los intereses empresariales y sectores privilegiados de siempre, entre ellos sojeros, latifundistas, dueños de corporaciones financieras.

“Se trata de un reducido grupo de la sociedad que se viene beneficiando desde hace décadas del modelo de Estado vigente, y ahora quiere profundizar ese modelo de injusticia con la profundización de la pobreza social y de la pobreza extrema”, disparó Julio López.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *