Los pobladores de Emboscada han hecho causa común con el caso Juliette, y afirman que la ciudad solo descansará luego de que la niña sea encontrada, “Dios quiera que sana y salva”, según afirman.

“No hay antecedente parecido a esto en toda la historia de nuestra ciudad. Nunca han ocurrido hechos de esta naturaleza, por lo que el caso de Juliette nos mantiene en vigilia y no descansaremos hasta que esa inocente aparezca, Dios quiera sana y salva”.

El clamor de doña Rosa retumba en la comunidad de 12 mil habitantes.

Juliette significa mucho más que una niña con paradero desconocido.

“Han manchado el alma del pueblo, de gente humilde y sacrificada que no se merece albergar a nadie que practique el mal. No hay palabras para explicar nuestro lamento, pero sí tenemos suficientes expresiones para condenar a quienes podrían haberle hecho algún mal a esa pequeña”, expresó otro vecino indignado.

En medio del alboroto de emociones encontradas surgen relatos variados, como el de una vecina que contó acerca de un extraño sueño, repetido de forma idéntica por dos noches.

“Durante dos noches mi marido vio en sueños a Juliette, y de la misma forma. Dice que la vio en un pozo de la marca Siopar celeste, y no consigue sacarla de su mente. Veo las noticias y no escucho que hayan revisado un pozo de ese tipo pero es algo extraño porque, como dije, es la segunda noche de la misma forma. Tal vez parezca ridículo, pero a nosotros nos llama la atención y hasta nos parece algo real”, expresó la mujer.

La ciudad, ubicada a 40 kilómetros de Asunción, aguarda noticias de la niña, quien desapareció de la vivienda familiar el pasado 15 de abril, instalándose desde entonces una nube de misterio aun indescifrable acerca de su paradero.

Dedos acusadores del vecindario apuntan todos en una sola dirección: la madre y el padrastro, quienes están privados de libertad por un delito menor y señalan desconocer totalmente detalles acerca del paradero de la menor de 7 años, afectada de un cuadro de microcefalia y profundamente afectiva, ganándose el corazón de la gente.

Las investigaciones poco o nada han avanzado, en medio de versiones contrapuestas.

“Hacen la búsqueda como si la nena haya fallecido. Ella podría estar viva, raptada, no sabemos, pero no se puede direccionar la investigación hacia una presunción sin fundamentos”, señaló el abogado de la defensa, Max Narváez.

Compartir:

1 Comentario

  • Lorena Elizabet, 16 mayo 2020 @ 17:27 Reply

    Y porque no buscan entonces en todos los tanques de color celeste siopar,ella le está dirigiendo donde está ,a veces los sueños nos revelan algunas cosas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *