Monitorean resultados de lucha contra la pobreza del Gobierno

El programa del Gobierno asiste en la producción de las familias vulnerables, mientras la fundación chilena se encarga de implementar un sistema de monitoreo y registro de información para la buena marcha de las iniciativas.

El Fondo Chile Contra el Hambre y la Pobreza, trabaja con el Gobierno paraguayo en el fortalecimiento de capacidades técnicas de las instituciones públicas responsables de promover, proteger y garantizar derechos a la población vulnerable a través de sus políticas públicas.

Actualmente, con el apoyo de la fundación chilena Servicio País, el programa nacional de voluntariado Arovia trabaja en la implementación de un sistema de monitoreo y registro de información.

Este sistema permite dar seguimiento a las acciones, sistematizar los resultados y recoger de manera ordenada las lecciones aprendidas por los 15 primeros voluntarios de Arovia, que hoy conviven con poblaciones vulnerables y apoyan la estrategia de articulación territorial del programa “Sembrando Oportunidades”.

La coordinadora de monitoreo y control de gestión del programa Servicio País estuvo en nuestro país para asesorar al equipo humano de la Secretaría Técnica de Planificación (STP) y de la Secretaría Nacional de la Juventud (SNJ), responsable de la implementación del programa nacional Arovia, que se basa en las experiencias exitosas tanto a nivel local como internacional.

Servicio País, de Chile, lleva 20 años acercando a jóvenes profesionales chilenos de diferentes carreras al trabajo voluntario en comunidades pobres del Paraguay.

Estos voluntarios trabajan con las poblaciones para el desarrollo de competencias personales y sociales, que les permitan encaminar su salida progresiva de la pobreza.

El programa de Chile ya envió a tres voluntarios chilenos a Paraguay.

El sistema de monitoreo es, además, una fuente de información valiosa que posibilita la difusión de las actividades, proyectos encaminados, resultados y logros alcanzados gracias al trabajo de los voluntarios en los lugares asistidos.

La difusión de las experiencias puede animar y motivar a otros jóvenes a incorporarse al reto de ser un voluntario profesional y contribuir con su trabajo al cumplimiento de derechos de las familias y personas vulnerables, según se informó.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.