“Ministro de Trabajo no respondió a reclamos” de la ciudadanía

Los trabajadores poseen derechos laborales y están en libertad de reclamarlos, pero no a través de la violencia, expresan empresarios agremiados del Paraguay tras señalar el fracaso de intervención del Ministerio de Trabajo.

La Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Paraguay (CNCSP) lamenta los sucesos ocurridos el marco de la huelga de transporte y pide el cese de la violencia como fórmula de reclamo.

“Como gremio, entendemos que todos los trabajadores poseen derechos que les conceden la libertad de exigir mejores condiciones laborales, pero afirmamos que la vía de la violencia no es la manera indicada de hacer escuchar sus reclamos”, señala.

“Desde la Cámara, ratificamos que el respeto a la vida y el valor de la persona humana deben ser preservados a toda costa”, añade el documento dado a conocer este martes.

Sostiene que el uso de la violencia como herramienta de intimidación solo obtendrá el repudio generalizado de la ciudadanía.

Pide también que el Estado aplique sanciones en defensa de la ciudadanía.

“La CNCSP hace un llamado a las autoridades para ejercer su deber de proteger a los ciudadanos de este tipo de flagelo y, en especial, a aquellos que fueron violentados o amenazados al momento de intentar trasladarse hasta sus puestos laborales”, reclama el gremio empresarial.

Recuerda que el Gobierno nacional y, en especial, el ministro de Trabajo, Guillermo Sosa, no respondieron en forma positiva a los reclamos de los choferes, taxistas y dueños de camiones de transporte de cargas.

Choferes sindicalizados de la empresa La Limpeña, Línea 49, realizaron una huelga el pasado lunes, en demanda de reivindicaciones laborales precipitados por el despido de 36 conductores, acusados por la patronal de pervertir el orden de la empresa al no trabajar y reclamar derechos que, según sostiene, no tienen asidero legal.

Una decena de trabajadores en huelga decidió crucificarse en señal de protesta, sumándose a otros choferes que han asumido la medida extrema desde hace al menos tres meses y se encuentran acampados en el entorno del Ministerio del Trabajo, en una zona comercial de Asunción.

Conductores sindicalizados de otras empresas decidieron apoyar al gremio de la Línea 49 con el llamado a una huelga generalizada el lunes, pero no tuvieron el éxito esperado debido a la presión y chantaje de los empresarios hacia los trabajadores del volante, amenazándoles con despidos masivos, según expresaron.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.