Migrantes piden asistencia de psicólogos para enfrentar el trauma del desarraigo

El cuerpo está en una parte y la mente en otra. La expresión identifica al migrante de cualquier nacionalidad, incluidos los paraguayos, que han solicitado la asistencia de psicólogos para superar variados problemas. (Foto: Diario El País, de España).

Compatriotas residentes en países del extranjero apelaron a la ayuda de psicólogos paraguayos para superar los múltiples problemas que deben enfrentar a causa del desarraigo, entre otros traumas propios del extrañamiento.

La propuesta forma parte del combo de reclamos y sugerencias presentadas en el marco del V Congreso de Migrantes realizado en Asunción, con la presencia de 140 representantes de connacionales residentes en países de América y Europa, especialmente.

“Vivir afuera no es un cuento de hadas”, expresó Ceferino Mancuello, residente en España, tras señalar el sacrificio y las privaciones que deben enfrentar muchos paraguayos al salir de su tierra natal para enfrentar los desafíos de un mejor porvenir en lugares donde su presencia no es bienvenida.

“Padecemos varios tipos de maltratos, e incluso desprecio, por el solo hecho de ser migrantes”, recalcó Mancuello.

Explicó que debido a esta situación, recurrente y sin visos de solución en algunos gobiernos, los connacionales padecen de síntomas de trastornos y traumas de diversa naturaleza y gravedad, que afectan su salud y bienestar emocional.

Señaló también la situación de tristeza, soledad, desgano, desmotivación, aflicción, agobio, mal humor, decaimiento, desánimo, infelicidad y melancolía que afecta a muchos compatriotas en la distancia.

Abordado por La Mira, Mancuello comentó que existen casos aun más graves que requieren de la necesaria y perentoria atención profesional, como la depresión.

“Encontrar migrantes en estado de depresión no es novedad, más aun si se tienen en cuenta los innumerables problemas que deben enfrentar lejos de la patria, solos, desinformados, desanimados ante un futuro incierto, la añoranza de las raíces, y encima en sociedades que nos miran como bichos raros”, recalcó.

El estado avanzado de estrés fue señalado también como factor de relevancia que afecta a los paraguayos residentes en el extranjero.

Un estudio del diario El País, de España, señala que al menos el 80 por ciento de los emigrantes en ese país europeo sufre de estrés.

«Nuestro cuerpo está en un país, y nuestra mente en otro», señaló una migrante en declaraciones divulgadas por el mismo periódico.

Diversos representantes de colectividades paraguayas coincidieron en señalar los síntomas característicos del estrés que sufren muchos compatriotas en el exterior, como la ansiedad, nerviosismo, temor al fracaso, consumo excesivo de alcohol y tabaco, inapetencia, fatiga, indigestión, insomnio, tensión nerviosa y muscular, etcétera. 

«Sufrimos también casos de suicidio, bullying, crisis de personalidad, confusión de identidad, e incluso frecuentes hechos de agresión, peleas, discusiones fuertes, debido a problemas relacionados con la falta de paciencia, calma, tolerancia, respeto por la opinión ajena, que bien pudieron solucionarse de otra manera, por ejemplo con el diálogo”, puntualizó el migrante.

“Por todo esto, creo que debemos registrar como reclamo en este Congreso un pedido de asistencia de psicólogos para nuestros compatriotas en el extranjero”, precisó.

Alegó que con la ayuda psicológica “seguramente muchos problemas se van a solucionar, y con ello los migrantes podrán mejorar en todos los ámbitos de su desenvolvimiento, tornando más competitivo su trabajo y producción, con todo lo que ello significa para su salud física, mental, emocional y económica”, precisó Ceferino Mancuello.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.