Médica recomienda celebración racional y alerta sobre uso de pirotecnia

«Los excesos y el uso inadecuado de pirotecnia pueden empañar un acontecimiento muy importante en el calendario anual», expresó la doctora Martínez López, tras alertar acerca de los riesgos del uso de fuegos artificiales sin control.

Las fiestas de fin de año son momentos apropiados para el encuentro en familia y la celebración de un acontecimiento muy especial, pero a veces son opacadas por unos segundos de hermosas luces traicioneras, representadas por los conocidos fuegos artificiales, lo cual debería motivar a la reflexión y, eventualmente, a tomar medidas preventivas, afirmó la doctora Silvina Martínez López.

Especialista en eventos críticos y emergencias, dijo que los fuegos pirotécnicos cada fin de año dejan una secuela de daños, principalmente en niños que no tienen la conciencia adecuada para usar esos artefactos.

“La manera más segura de prevenir las lesiones ocasionadas por los fuegos artificiales es no usarlos”, expresó.

Delegó en los padres de familia la responsabilidad de cuidar por la salud e integridad física de sus hijos, e incluso de terceros, alertando acerca de las consecuencias perjudiciales que puede acarrear una celebración abusiva o el uso inadecuado de explosivos.

A pesar del control de venta de estos artefactos en la vía pública, los vendedores informales acostumbran aprovechar la ausencia de inspectores para instalar puestos precarios de venta en cualquier sitio de recurrencia masiva de personas para ofrecer todo tipo de “bombitas” y fuegos de artificio, a precios variados y sin mirar a quién.

“Las lesiones relacionadas con los fuegos artificiales, con mayor frecuencia ocurren en las manos y dedos, ojos y cara. Pueden provocar quemaduras, contusiones y laceraciones, incendios, quemaduras, mutilaciones, intoxicaciones, contaminación sonora y ambiental. Se trata de riesgos que hay que prever cuando se adquieren esos productos”, alertó la doctora Martínez López.

Explicó que las lesiones se presentan en las manos y en la cara por el acercamiento de estas partes del cuerpo al explosionar los artefactos.

Observó que mientras muchas personas estarán disfrutando la celebración de fin de año, otras estarán enfrentando momentos de angustia por lesiones causadas por la manipulación indebida de objetivos explosivos.

Teniendo en cuenta que la utilización de los fuegos artificiales y otros tipos de explosivos de celebración no están expresamente prohibidos, la especialista en urgencias recomienda adquirir los productos solo en comercios formales.

“Deben asegurarse de leer las etiquetas que están generalmente al dorso de las cajas y seguir las indicaciones cuidadosamente”, indicó.

Añadió que las lesiones pueden ocasionar quemaduras de primer, segundo y tercer grados.

“Nunca traten de hacer curaciones con métodos caseros o empíricos, sino deben trasladar inmediatamente al lesionado o herido a un centro médico para ser atendido adecuadamente”, puntualizó.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.