Mafia opera campante en la frontera

Los narcos no se complicaron mucho para cubrir apenas con una lona la carga de más de 100 kilos de marihuana que se desplazaba campante en la zona fronteriza con Brasil.

Una comitiva de la Senad instalada en la ciudad de Capitán Bado, fronteriza con Brasil, realizó un control preventivo sorpresivo y descubrió 129 kilos de marihuana que eran trasladados en una camioneta al mando de dos supuestos narcos que fueron detenidos en el procedimiento.

Los controles se intensificaron en caminos departamentales cercanos a la frontera seca, por donde las investigaciones habían marcado el punto en el que transitan grandes cargamentos.

Los agentes se ocuparon de la verificación de todos los vehículos, circunstancia que derivó en la detección de panes de marihuana en una camioneta de la marca Toyota.

El camino por el que transitaban constituye una vía por donde se movilizan los grupos de narcotraficantes, por las dificultades que presenta el terreno y la lejanía de los puestos de control.

El vehículo incautado llevaba 129 kilos de marihuana prensada, fraccionada en 165 paquetes, que se encontraban en la carrocería cubierta con una carpa.

Además de la droga descubierta, descubrieron una pistola calibre 9 mm.

Los detenidos fueron identificados como Leonardo Portillo, de 50 años de edad, y Paulino Cuevas, sin datos.

Por disposición del Ministerio Público, representado por la agente fiscal Katia Uemura, los presuntos narcotraficantes guardarán reclusión transitoria en la base de operaciones de esa región.

No se descartan mayores controles en puntos considerados como zonas de influencias de los grupos mafiosos, según se informó.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.