“Los católicos debemos saber qué hacer con los más pobres”

Pa’ Oliva siempre es noticia. Ahora se remite a los obispos y les pide resultados, un mes después de la visita del Papa Francisco. «Necesitamos ponernos de acuerdo los católicos paraguayos, comenzando por los más pobres», disparó.

El sacerdote Francisco de Paula Oliva, conocido como Pa’i Oliva, dijo que los católicos del Paraguay deben ponerse de acuerdo en varios puntos esenciales, más aun después de que haya pasado un mes de la visita del Papa Francisco, y que desde entonces no se hayan tomado decisiones importantes para mejorar la Iglesia.

“Necesitamos ponernos de acuerdo los católicos paraguayos, la unión hace la fuerza, para bien de la Patria y de cada uno de sus ciudadanos, comenzando por los más pobres”, expresó.

Se refirió especialmente al plan apostólico en el que todos tengan parte en su creación y realización.

“Deseamos ver presentes como cuerpo a la Conferencia Episcopal Paraguaya”, señaló en una carta que envió a la misma CEP.

Dijo que ha pasado ya un mes de la llegada de Su Santidad el Papa Francisco al Paraguay, “y los que con tanta emoción lo recibimos y escuchamos deseamos que nuestros obispos unidos nos ayuden a sacar el fruto de la visita papal que tanto necesitamos”.

“Ciertamente, reconocemos que lo más valioso del paso de Francisco entre nosotros fue su propia persona y el ejemplo que nos dio, sin poner límite -por el cansancio acumulado de la visita a tres naciones- de entrega, humanidad y del más profundo espíritu cristiano”, alegó.

Pa’i Oliva añadió que ha llegado la hora de que los hermanos y hermanas orantes en sus casas, religiosas y sacerdotes en las eucaristías se pongan en oración.

“Ha llegado la hora de que, viendo las necesidades del Paraguay, en grupos oficiales de la Iglesia o en reuniones privadas, apliquemos las palabras del Papa Francisco y saquemos las consecuencias”, recalcó.

“No queremos que se repita en la creación de este plan la ausencia olvidada de indígenas, campesinos, bañadenses y pueblo pobre en general, como ocurrió cuando hicieron la agenda de la visita papal, con el uso y el abuso de las autoridades para su provecho”, disparó el polémico sacerdote jesuita.

Nacido en Sevilla, España, en 1928, Oliva es reconocido por su trabajo cívico y comunicador social durante la dictadura de Stroessner, por la que fue expulsado del Paraguay en 1969.

Poco antes de este incidente, que mereció la repulsa generalizada, adoptó la nacionalidad paraguaya.

Recorrió varios países de América donde dio cursos de radio, cine y televisión, oficiando también de columnista en el diario rebelde Barricada, de Nicaragua, que le costaron una nueva expulsión.

Tuvo una participación decisiva durante los sucesos del Marzo Paraguayo, que determinaron la caída del gobierno de Raúl Cubas y el advenimiento de una época signada por el autoritarismo y los abusos de poder, heredados de la dictadura.

Gobiernos democráticos sucesivos miran de reojo las actividades de Pa’i Oliva, crítico radical del poder a quien señalan como agitador.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.