Legalizan servicio en nichos de consumo eléctrico mau

Antiguos asentamientos considerados nichos de consumo mau ingresaron al sistema de facturación legal mediante la regulación del servicio.

La Administración Nacional de Electricidad realiza trabajos de regularización de usuarios en los llamados territorios sociales, específicamente asentamientos suburbanos y rurales.

Se trata de encontrar respuesta legal al cúmulo de irregularidades detectadas periódicamente con el uso ilegal de la energía eléctrica a través de las conexiones directas o mau.

Esta práctica, antigua y nunca bien encarada, significa perjuicios millonarios para la energética estatal en materia de ingresos no facturados.

De acuerdo a los datos de la ANDE, al menos la tercera parte de la potencia contratada implica pérdida de energía, o energía en negro, incluido el robo de energía a través de las conexiones directas a partir de las líneas de transmisión.

Uno de los sitios regularizados en el asentamiento Hugua Ñarô, jurisdicción de Itá, a unos 40 kilómetros de Asunción.

En el lugar de referencia se instalaron 320 metros de red para media tensión, 377 metros de red para baja tensión,  1 transformador monofásico de 25 kVA y colocación de  8 artefactos de alumbrado público.

Los beneficiados directos serán 33 familias, que de esta manera se constituyen en la misma cantidad de nuevos clientes que ingresan al proceso comercial de la ANDE.

Los trabajos estuvieron a cargo de los departamentos operativos de la Gerencia Comercial y de la División de Distribución, en coordinación con la Oficina de Gestión de Territorios Sociales, en el marco del Plan Verano 2014-2015.

ANDE asume que gran parte de la responsabilidad en el colapso del servicio, que precipita cíclicos y perjudiciales cortes o pestañeos en el servicio eléctrico, se deben a las conexiones irregulares o mau.

Otro valor añadido es la declaración falsa o no declaración de uso real de la potencia contratada, con la consiguiente recarga no contabilizada en el sistema la cual, llegado cierto momento, llega a colapsar, generando problemas y perjuicios mayúsculos.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.