Lanzan dardos venenosos contra inoperancia de fiscales

El obispo ovetense dijo que los representantes del Ministerio Público no honran su responsabilidad pública por desidia e inoperancia, entre otros factores. En la foto, la fiscala Sara Torres, denunciada por desinterés y parcialismo en un caso flagrante de delito ambiental.

Centenares de personas se encuentran injustamente privadas de su libertad por la ineficacia de fiscales y jueces que no honran su trabajo, afirmó el obispo de la diócesis de Coronel Oviedo, monseñor Juan Bautista Gavilán.

Durante la misa de novenario de la Virgen en Caacupé, se refirió explícitamente a la labor del Ministerio Público, y puso en tela de juicio el resultado de la actividad fiscal, que arrastra cuestionamientos generalizados.

El obispo se dirigió especialmente a los fiscales y dijo que tienen un compromiso muy serio ante la sociedad, que consiste en investigar sin parcialismo ni favoritismo, con el objetivo de llegar a la verdad de los hechos y, de esa manera, hacer justicia.

Si ello no ocurre, se está desvirtuando el objetivo principal del Ministerio Público que es defender el interés público, por encima de cualquier otro tipo de tarea, recalcó.

Monseñor Gavilán recordó especialmente a los presos, y dijo que la gran mayoría de ellos no tiene condena, como resultado de la ineficiencia, inoperancia o mala praxis de los agentes fiscales.

Devotos coincidieron con las palabras del religioso al final de la misa.

“Muchos fiscales no solo deshonran la profesión, sino constituyen un peligro para el Ministerio Público”, expresó Idalino Ferreira, abogado de Asunción que acudió con su familia a la misa matinal.

Explicó que algunos agentes, antes que luchar con celo en defensa del interés público quebrantado, en la práctica ofician de abogados defensores de los acusados, motivados por algún interés, generalmente político o económico.

En contrapartida, apuntó que existen fiscales trabajadores y honestos, pero “pasan desapercibidos porque la atención se centraliza en los que actúan mal”.

Ferreira apuntó que la situación no tiene visos de solución inmediata porque la Fiscalía General del Estado nada hace para revertir la mala imagen fiscal.

Como evidencia, dijo que los centenares de fiscales de la República siguen firmes en sus cargos.

“Salvo un par de sinvergüenzas que están apartados, el resto se maneja a placer, amparado en la impunidad”, puntualizó el profesional del Derecho abordado por La Mira.

La fiscala de Delitos Ambientales Sara Torres enfrenta una denuncia de la organización Contraloría Ciudadana de Emboscada por mostrar desinterés en la investigación de un caso de basura patológica que compromete al intendente municipal de esa ciudad cordillerana, Jacinto Raúl Peña.

Torres también es señalada de violar el protocolo de procedimiento al convocar cuatro veces al acusado, y de acudir a evasivas para justificar su negativa a ordenar la imputación, a pesar de la contundencia de las pruebas y evidencias, a más de la flagrancia asentada en el acta de intervención.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.