“La tecnología no dejará de sorprender”

Jorge Almeida, gerente técnico de Olam. «Con unos pocos click tenemos hoy día el mundo en nuestras manos», apuntó, al hacer referencia a las ventajas de la tecnología como brazo derecho de la persona o corporación modernas.

Hay un piso, pero no hay techo para la tecnología, que cada día que pasa ofrece nuevas posibilidades para mejorar la comunicación, la información, seguridad, manejo de datos, archivos y tantas otras variables que la convierten en una herramienta vital para los tiempos modernos, afirmó Jorge Almeida, gerente técnico del Grupo Olam.

“Cada día hay nuevas ofertas que nosotros mismos que trabajamos con tecnología nos sorprendemos”, expresó.

Pone como ejemplo la facilidad, rapidez y costo ínfimo con que se pueden conseguir cosas que antes eran imposibles.

“Anteriormente, los estudiantes debían acudir personalmente a las bibliotecas para hacer un trabajo práctico analizando en libros o revistas, y otras veces, los que podían tenían que acudir a terceros para conseguir un texto en el extranjero porque en plaza no se tenía”, añadió Almeida.

Explicó que actualmente, con unos pocos “click” se tienen a mano no solo libros, revistas o fotos sino verdaderas bibliotecas virtuales de cualquier referencia en el mundo, en cuestión de segundos, o incluso menos, mediante el uso de la tecnología apropiada.

Comentó que en Paraguay falta mucho por hacer en materia de tecnología, teniendo en cuenta el nivel obsoleto en que se manejan ciertos sectores como el Estado, donde en la misma Asunción existen centros de atención y servicios referenciales que se manejan aun con el sistema de fichas manuales.

Consideró aun muy bajo el índice de penetración tecnológica en el país, lo cual otorga posibilidades comparativas a empresas que, como Olam, ofrecen tecnología de avanzada para responder a las necesidades de corporaciones con visión de competitividad.

¿Qué novedades nos trae la tecnología?

“No debe sorprender que cada vez le vamos a ver y sentir más cerca de nosotros, en algunos casos como parte elemental de nuestra rutina de vida”, indicó el técnico.

Recordó que antes se acudía al televisor solo para ver películas, pero que mañana la tecnología nos puede sorprender con ofertas cada vez más creativas, ingeniosas y, sobre todo, al alcance de la mano, como respuesta a las exigencias de la vida moderna y competitiva.

“Debemos tener en cuenta que mientras utilizamos la tecnología actual, miles de cerebros alrededor del mundo están pensando a futuro, procurando ofrecer más y mejores opciones, en el menor lapso posible, en un campo donde los tiempos se cotizan en oro”, alegó Almeida.

Con respecto a Olam, expresó que se encuentra a la vanguardia en tecnología.

“Eso nos lleva de la mano con otras tecnologías, como por ejemplo harward e Internet”, apuntó.

Al hacer referencia al factor tiempo, precisó que hoy día no se necesita viajar mucho para aprender, y puso como ejemplo el servicio de videoconferencia como herramienta de ayuda a la capacitación, el aprendizaje o los negocios, por citar solo algunos ejemplos.

Se refirió también al factor económico en la contratación de tecnología.

“Muchas veces la gente se pregunta cuánto le va costar una herramienta o un servicio, y generalmente tiene en cuenta, en primer lugar los costos en dinero a la hora de contratar una tecnología, pero eso no tiene que ser así porque las ventajas comparativas de optar por la oferta virtual como brazo derecho de sus operaciones, sean de la naturaleza que fueren, no tiene precio”, puntualizó el técnico de Olam.

 

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.