La Policía no detiene al supuesto asesino del periodista

Wilmar Acosta, ex intendente municipal de Ypehú, principal sospechoso del asesinato del periodista. Sigue escondido de la Justicia.

Al cumplirse este miércoles 33 días del crimen a tiros del periodista de ABC Color, Pablo Medina, la Justicia no ha logrado atrapar a ningún culpable o sospechoso del cobarde asesinato que cegó la vida del trabajador de prensa mientras se encontraba en ejercicio de su responsabilidad laboral.

Lo que en principio aparecía como una rápida respuesta de los encargados de hacer justicia, con la detención de cuatro presuntos implicados, quedó en la nada.

Con el transcurrir de los días apareció en el escenario de las sospechas el entonces intendente municipal de la ciudad de Ypehú, Wilmar Acosta.

“Neneco” fue investigado a raíz de antecedentes de amenaza de muerte a Medina, quien oficiaba de corresponsal en Curuguaty y otras localidades del departamento de Canindeyú.

Investigaciones particulares del diario ABC Color lograron develar los negros legajos que pesan sobre las actividades de Acosta, entre ellos la producción y tráfico de drogas, reducción de vehículos robados y otras variedades de delincuencia criminal.

ABC también logró permear las, hasta entonces, infranqueables barreras de dominio en que se desenvuelven las actividades ilícitas en el departamento de Canindeyú, con la complicidad de las principales autoridades departamentales y municipales.

La asociación ilícita entre delincuentes y correligionarios ha logrado instalar una base operativa formidable, de raigambre develada de a poco por la prensa, no por los organismos de investigación del Estado.

Acosta permanece prófugo de la Justicia, y la Policía hasta el momento no ha podido encontrarlo, a pesar de que en este país todos se conocen, según ABC.

Se cree que el único sospechoso de asesinar al periodista está escondido en uno de los tantos establecimientos agroganaderos de amigos, identificados como narcopolíticos, a la espera de alguna ayuda de la Justicia, que en Paraguay también tiene precio, según la apreciación generalizada.

Canindeyú tiene un área de 14.667 kilómetros cuadrados y una población que no alcanza los 200.000 habitantes.

Su cercanía con el Brasil ha logrado instalar una formidable estructura de desarrollo, incluida la producción de marihuana, que compite en calidad con los rubros extensivos como la soja, aunque gana lejos en cuanto a ingresos.

El diario La Mira mantendrá el crespón negro en su logotipo en señal de duelo por la muerte del periodista, y lo mantendrá hasta que el día que el cruel asesinato sea castigado por la Justicia.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.