“La educación importada vigente no se pega a nuestra realidad”

Profesora María Angelina Pastore de Luna, directora de «Magis Colegio». Reclama cambios en el paradigma educativo con el argumento de que no se pega a la sociología paraguaya. 

El programa de la educación en Paraguay debe ser revisado urgentemente si se pretenden cambios estructurales profundos que pueden tener efecto en la formación y capacitación integrada de los estudiantes, que hoy muestran las secuelas de un paradigma educativo importado y perjudicial, expresó la profesora María Angelina Pastore de Luna.

“Siempre se habla de revisar el sistema educativo actual pero no se actúa en consecuencia”, agregó la docente, quien a sus 80 años aun trabajo, desempeñándose como directora general del centro educativo integral “Magis Colegio”, de Asunción.

Al abundar en detalles sobre el marco educacional vigente, comentó que no se pega a la sociología del Paraguay.

“Hay que tener en cuenta que la realidad del paraguayo no es solo la realidad de los que están arriba sino del pueblo, y el pueblo nunca fue consultado. Los programas nos dieron importados, impuestos, de arriba”, apuntó.

La avanzada edad, antes que un impedimento lógico, constituye un motor de dinamismo para la directora, quien estima como vital el vínculo generacional para tratar de encontrar respuesta a los problemas de contenido profundo que aquejan a la juventud actual.

“Se trata de dar un mensaje a la juventud actual, que ha perdido mucho sus valores, como víctimas del vicio y la degradación social”, apuntó.

“No pienso que los jóvenes sean malos o estén contaminados; ellos son producto de la sociedad que los adultos les entregamos. No podemos predicar valores sin practicarlos”, aseveró.

Pastore de Luna fue abordada por La Mira en un aparte del acto de culminación del ciclo lectivo 2014, y aprovechó el momento para cuestionar los antivalores que, con su ejemplo, instalan en la sociedad las autoridades nacionales que no cumplen con su trabajo y son acusados de corrupción.

“Los educadores y educandos tenemos la necesidad y la obligación de hacerles ver que están obrando mal. Eso no es ser revolucionario o antisocial, como muchas veces nos quieren endilgar, sino todo lo contrario”, alegó.

Explicó que es imperioso formar ciudadanía “demostrando a esas personas que están en el poder que nosotros reclamamos reglas claras, obediencia a las leyes y transparencia como rutina de trabajo y de vida”.

Con relación a los programas de estudio vigentes, dijo que fueron adaptándose de otros paradigmas o culturas que nada tienen que ver con los paraguayos.

“Nos trajeron los programas de Estados Unidos, y me preguntó qué tenemos que ver con esa cultura de primer mundo, teniendo nosotros una cultura de tercer mundo. No se puede aplicar acá”, recalcó tras calificar al paradigma en cuestión como “una copia impuesta”.

“Los docentes de Magis tratamos de agregarles ítems relacionados a la filosofía de la institución, y que los alumnos aprendan a ser críticos de forma consciente, sin imposiciones de ninguna naturaleza”, puntualizó.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.