Kalé propina golpe bajo a Cartes y pone pimienta a la fuerte interna partidaria

Kalé aplaude y Cartes sufre, en un hipotético escenario visualizado por las redes sociales. Las internas partidarias coloradas de julio se presentan complicadas, en medio de reñidas escaramuzas que amenazan con un desgobierno.

La sorpresiva y contundente destitución del senador colorado oficialista Óscar González Daher como miembro del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, instancia clave para presionar a jueces y fiscales no alineados al poder, constituye un golpe bajo de la oposición interna republicana contra el oficialismo en el poder representado por el presidente Horacio Cartes.

El despido de González Daher, considerado viejo escombro partidario e integrante de la rosca política intocable del Congreso Nacional, generó un mar de conjeturas en sectores ciudadanos.

Las afirmaciones más extendidas divulgadas en las redes sociales hacen alusión a una guerra en el interior de la Asociación Nacional Republicana, no precisamente entre los más fuertes candidatos a titular de la representativa Junta de Gobierno, sino entre sus “padrinos”.

Pedro Alliana sale en carrera como “caballo del comisario”, mientras el senador Mario Abdo Benítez, “Marito”, representa a la oposición partidaria, manejada entre bambalinas por el polémico senador Juan Carlos Galaverna.

A medida que se acercan las internas de la ANR, anunciadas para julio próximo, crece no solo la expectativa por lo que habrá de ocurrir en aquel día, sino los tiroteos verbales han subido de tono, trasladándose al plano de los hechos con la destitución de González Daher.

Este representante del buró político legislativo no tuvo más remedio que apearse de su cabalgadura empuñada por Cartes, siendo sustituido por Enrique Bacchetta, fiel escudero de Kalé y sus amigos.

Se rompe así un amorío parlamentario de al menos dos décadas entre el gallo luqueño y el alfarero ypacaraiense, en un escenario que se presenta extremadamente complicado para el oficialismo cartista que, de la mano de la funcional presidenta de la ANR, Lilian Samaniego, se presenta en sociedad con el pulgar abajo, a falta de escasos tres meses para las elecciones partidarias.

Cartes sabe que tiene pendiente su cabeza amenazas de contenido político, con resultados impredecibles, en caso de que su “caballo” finalmente caiga a los pies de la oposición partidaria.

Tempranamente, esta posibilidad fue plasmada en cifras por una empresa encuestadora, que ubicó a Marito unos 20 puntos por encima de Alliana, ante la respuesta oficialista de que se trata de una intención que no refleja la realidad de los hechos, la cual, según expresan, será revertido en las urnas por la estructura de poder actual.

Lo cierto es que la caída de González Daher, más que una sensible pérdida de poder y un “plus” crematístico imperceptible para el potentado criollo luqueño, tiene un profundo significado político que los “maristas” presentan como preludio de una derrota anunciada en las internas de julio.

 

 

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.