El crimen fue motivado por la presunta utilización de un billete falso en un supermercado, según el reporte de prensa que difunde imágenes incendiarias de protestas antirracistas en Estados Unidos. Foto: Diario Mundo Político, Argentina.

Un billete falso le costó la vida al afroamericano George Floyd, de 40 años de edad, en la ciudad de Mineápolis (Estado de Minesota), Estados Unidos, luego de soportar una terrible tortura durante su arresto en manos de la Policía. El hecho levantó una oleada de protestas de repudio generalizado en un país que no termina por hacer frente a la pandemia, con un escenario aterrador de 1. 719. 827 contagios y 101.711 fallecidos, que lo colocan en el primer lugar de víctimas de coronavirus del mundo.

El fallecido en la violencia racista intentaba utilizar su dólar falso para realizar compras en un supermercado de la ciudad, ubicada a pocos kilómetros de la frontera con Canadá, con un 17 por ciento de población afroamericana y otro porcentaje importante de indígenas.

Una de las protestas empezó en el lugar de la muerte de Floyd y terminó frente a una comisaría cercana, donde la Policía antidisturbios lanzó gases y balines de goma a los manifestantes, publica este viernes el portal laSexta.com tras destacar el grito de “¡no puedo respirar!” que el hombre pronunció poco antes de morir, mientras era reducido y terriblemente sometido por la policía.

De acuerdo al reporte de laSexta.com el episodio de racismo fue grabado y difundido rápidamente en las redes sociales, donde se observa cómo un agente retiene al sospechoso colocándole la rodilla en el cuello y privándole de aire.

“¡Por favor, por favor, por favor, no puedo respirar. Por favor!”, se escucha suplicar a Floyd, divulga el diario.

Añade que en uno de los vídeos emitidos se ve cómo testigos de la escena imploran al agente de que le deje respirar, mientras el policía y su compañero desoyen las peticiones de los ciudadanos.

“¡Quítale la rodilla del cuello, comprueba su pulso! ¡No está respirando, comprueba su pulso!”, le dicen al uniformado, mientras Floyd moría asfixiado, publica el medio norteamericano.

Decenas de personajes conocidos del mundo del cine, la farándula, la moda, el espectáculo y otros ambientes frecuentados por la población estadounidense lanzaron fuertes acusaciones contra la Policía y el Gobierno de Trump, a quien acusan de mano blanda contra los abusos racistas y de provocar la reacción general con muestras de desprecio a los derechos humanos y la vida de personas, en este caso por el solo hecho de pertenecer a una raza estigmatizada como “inferior”.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *