Los españoles salieron este sábado a pasear o hacer deporte después de 48 días encerrados en sus casas, mientras el desconfinamiento de la población en otros puntos de Europa y Estados Unidos se iniciaba prudentemente, a medida que la pandemia del nuevo coronavirus comienza a perder fuerza.

“Desde el lunes, depende de ustedes”, advirtió en Italia el jefe de Protección Civil, Domenico Arcuri, rogando a los ciudadanos que “no bajen la guardia” durante la salida del confinamiento, pues a partir del lunes los italianos podrán pasear por los parques y visitar a sus familiares, tras dos meses de cuarentena.

En España, el gobierno previó un desconfinamiento por fases hasta fines de junio. Otros países europeos como Francia o Alemania también suavizan poco a poco el confinamiento, pero vigilando la evolución de la COVID-19 y exigiendo a los ciudadanos medidas de protección y de distanciamiento social para evitar una segunda ola de contagios.

“Después de tantas semanas confinado, tenía muchas ganas de salir y correr y ver gente. Ayer parecía un niño en la noche de Reyes Magos”, declaró Marcos Abeytua, asesor financiero de 42 años que vive en el céntrico barrio madrileño de Chueca.

En Estados Unidos, el país más afectado en el mundo por la pandemia, los estados también avanzan en el levantamiento de las medidas de restricción.

“Un paseíto”

“Salgo por primera vez para un paseíto”, declaró a la AFP Amalia García Manso, de 87 años, quien, con una mascarilla y guantes, caminaba lentamente por la céntrica calle Mayor de Madrid, apoyándose en su bastón y el brazo de su hija.

Hasta ahora, los españoles solo podían salir para trabajar, si no podían hacerlo desde casa; a comprar, a la farmacia, al médico o para sacar al perro.

A partir de ahora, deberán respetar franjas horarias, para evitar aglomeraciones y mantener a distancia a niños y ancianos, que no podrán salir a las mismas horas.

Además, los usuarios de los transportes públicos estarán “obligados” a usar una mascarilla de protección a partir del lunes, anunció el presidente del gobierno, Pedro Sánchez.

El levantamiento de las restricciones está bien avanzado en Alemania, Austria y los países escandinavos, pero siguen imponiendo “medidas barrera” y el distanciamiento social.

Este sábado, en Viena, se respiraba un ambiente muy animado con la reapertura de todas las tiendas, que esperaban a los clientes con descuentos, mascarillas y gel desinfectante.

“Sienta bien ver que las cosas retoman su curso. Tenemos toda una lista de compras para hoy”, declaró a la AFP, ante una tienda de electrónica, un hombre junto a su hijo.

Fuente: Diario La Nación

Compartir: