Contados miembros de las agrupaciones política y campesina, por las limitaciones de la pandemia, durante la protesta pública en la plaza de Horqueta, donde denunciaron la “inminente” entrega de Itaipú a Brasil por Marito y su equipo.

HORQUETA (Por Freddy Rojas).

Adherentes del Partido Paraguay Pyahura (PPP) y de la Federación Nacional Campesina (FNC) realizaron un mitin de protesta en la plaza José de Antequera y Castro de esta ciudad, ante lo que consideran “inminente entrega de la Itaipú-Binacional al Brasil”.

Ocho personas de ambas organizaciones con banderas coloradas y pancartas verdes se manifestaron en el lugar debido a las limitaciones por la cuarentena sanitaria que prohíbe la aglomeración de personas.

Los presentes hicieron un llamado al pueblo para salir en defensa de la soberanía nacional e indicaron que el gobierno del presidente Mario Abdo Benítez tiene todo preparado para que lo que le pertenece al Paraguay de la Itaipú vuelva a ser entregado al Brasil, argumentando que la traición de Marito y su gente en Itaipú permanece totalmente impune, a pesar de que se trata de uno de los crímenes más graves de la legislación paraguaya, y en algunos países es castigada incluso con la pena de muerte.

El dirigente Juan Angel Díaz dijo que la protocolización de la entrega de Itaipú será una pérdida lamentable para el Paraguay, teniendo presente que la hidroeléctrica es una palanca de desarrollo seguro por los recursos que genera.

Añadió que en el 2023 se cumplirán cincuenta años del inicio de las obras de la represa, y es hora de que Paraguay recupere todo lo que le otorgó al Brasil en 1973 para equiparar los beneficios.

Indicó que el gobierno actual es manejado por antipatriotas y vendepatrias “que están preparando otro manotazo a Itaipú, postergando tal para siempre la gran posibilidad de despegue que tiene este empobrecido país”.

Díaz manifestó que para justificar la entrega argumentan que necesitan de recursos económicos para la lucha contra la pandemia del covid-19, y cuestionó los préstamos de 20 millones de dólares que el gobierno pidió al Banco Mundial para costear la crisis. En ese sentido, sostuvo que es una pena que las autoridades corruptas del Ministerio de Salud aprovechen esta pandemia para cargar sus bolsillos con millones de dólares y dejar al pueblo cada vez más pobre.

El dirigente del PPP apuntó que la corrupción imperante es la causa de los desajustes sociales, económicos y políticos de nuestro país.

Insistió que las autoridades paraguayas buscan aprovechar la pandemia para entregar la Itaipú-Binacional al Brasil, pero sostuvo que antes de que eso ocurra “saldremos a las calles a movilizarnos para evitar ese acto de traición a la patria, tal como ocurrió en el 2002, cuando en 17 días de lucha el pueblo logró que el Congreso nacional anulara la ley 1.615 que tenía como objetivo privatizar algunos servicios públicos, especialmente las vinculadas con altas recaudaciones.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *