Intendentable rompe moldes sin superestructuras ni respaldo financiero

La opinión de la gente es esencial para articular proyectos de mejoramiento-ciudad, opina Ignacio Martínez, quien apunta a ganar la Intendencia de Asunción con proyectos creíbles, sin estructuras poderosas ni respaldo financiero.

El intendentable Ignacio Martínez está rompiendo los moldes con miras a las elecciones municipales de noviembre porque se trata de un representante de la zona baja de Asunción que no cuenta con estructura poderosa ni respaldo financiero para ganar.

En contrapartida, apela a la inteligencia y el sentido común de la gente para instalar conciencia la necesidad de cambios con la alternancia en el cargo.

Ex sindicalista y director de medios de comunicación, Martínez comenzó a tocar el corazón de la gente y apunta con su principal aliada, la ciudadanía, a ganar la Intendencia Municipal de la Capital.

«Estamos trabajando bien, sin ofender a nadie. Acogiendo a todos, sin distinción de colores, porque Asunción es de la gente, y debe darse a favor de la gente. Nuestro objetivo es llegar a la Intendencia con la gente. Respetamos a todos, incluso a mis ocasionales oponentes», apuntó.

Expresó valoración positiva de los demás precandidatos, y expresó que todos ellos tienen derecho a competir.

“La gente y las tendencias irán señalando quién es el que asegura la posibilidad del triunfo para recuperar Asunción», agregó.

Destacó que está trabajando sobre un plan operativo con un grupo de profesionales.

«Estamos tomando todos los recaudos con especialistas de primer nivel. El punto a seguir es tener en cuenta la financiación para hacer las grandes transformaciones con la participación de la gente”, alegó.

Informó que están armando un gran equipo para ejercitar un movimiento operativo nunca visto en la administración comunal. “Nosotros queremos ejecutar, no solo planificar», apuntó Martínez.

«Vamos de menos a más, con paciencia y tranquilidad. Estamos realmente bien», destacó cuando se le preguntó acerca de resultados de la campaña.

Ignacio Martínez tiene la ventaja de una hoja de vida de compromiso con la gente.

Su primer anillo lo integran personas amigas, quienes están siendo concienciadas para asumir responsabilidades, en sinergia con gente que milita en la política.

La hoja de ruta del intendentable abarca todos los aspectos del desenvolvimiento ciudadano.

Proyectar respuestas creíbles a los problemas más comunes figura entre las prioridades, como por ejemplo el caos en el tránsito, la falta de vías alternativas, el pésimo estado de las calles minadas de baches, la falta de recolección de basura, el lamentable estado del servicio de transporte público urbano, la ínfima cobertura del alcantarillado pluvial y la ausencia de puestos de protección contra los rigores climáticos para los usuarios de buses.

A más de ello, preocupan al intendentable la proliferación de la inseguridad, la informalidad, la falta de agentes de la Policía Municipal para encauzar el tránsito y los males multiplicados de los barrios marginales.

“Queremos convertir a Asunción en una ciudad digna para vivir”, precisó.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.