Indefinición de tarifazos genera tensión ciudadana

Los «rebalanceos» tarifarios se producirán en mal momento, debido a las inundaciones y el dengue, entre otros males del país, opina la ciudadanía. 

En medio de la expectativa ciudadana por el anuncio de golpes inminentes al bolsillo de los contribuyentes con el pretendido incremento de las tarifas de agua y energía eléctrica, el Gobierno se toma su tiempo para analizar un contrapeso a la carga económica con una pretendida reducción del precio de combustibles y, como secuela inmediata, la baja del pasaje urbano.

El ministro de Hacienda, Santiago Peña, cuya figura está en el ojo de la atención generalizada por oficiar de vocero de las medidas económicas del Gobierno, afirmó que “no hay apuro” en determinar los paquetazos, con el argumento de que no se busca perjudicar los ingresos de la gente y tampoco afectar los recursos estatales.

Para ello, el Equipo Económico pretende aplicar una fórmula de cal y otra de arena, con un punto de discusión común en el tema de porcentaje, que según observadores en ninguno de los casos supera dos dígitos.

En consonancia con anuncios originados en ANDE y Essap, el Equipo Económico capitaneado por Hacienda considera inminente un “rebalanceo” de las tarifas de luz y agua.

En paralelo, se produce una llamativa reducción de quejas por esos servicios básicos, lo cual es interpretado por el observatorio popular como un argumento que amerita el anunciado “rebalanceo”, circunloquio de moda utilizado por el Gobierno para definir los tarifazos.

Con respecto a la baja en el precio de los combustibles, los asesores del Gobierno tardan en expedirse, a pesar del descenso sostenido del crudo en el mercado internacional.

La indefinición posterga el anuncio de las nuevas medidas económicas y alarga la expectativa ciudadana, ansiosa de escuchar buenas nuevas después de tantos golpes emocionales producidos por la devaluación del guaraní, la inflación oculta y el drama latente de la inundación, los desplazados, el dengue y otras muestras de infortunio.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.