Increíble desprecio de Derechos Humanos por la vida en peligro de una huelguista

Olga Ferreira de López, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, quien dice representar los derechos abusados de los pobres y débiles de la sociedad. En el caso de la huelguista de Nueva Colombia suma su «grano de mentira» para que la población siga indefensa y a merced del poder que actúa a placer.

Mentiras en serie de la representación parlamentaria que dice defender los derechos ciudadanos recibe Rafaela González de Bareiro, madre de familia de la localidad de Nueva Colombia que hace más de tres meses arrastra una huelga en demanda de mejor servicio en el precario puesto de salud de esa comunidad cordillerana, especialmente la provisión de una ambulancia para el traslado urgente de heridos y enfermos críticos.

La Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados ha sido informada hace más de dos meses del hecho, y en todo este tiempo, al mejor estilo de la demagogia practicada por los políticos, se ha dedicado a mentir, lanzando falsas expectativas en una población de 5.000 habitantes que está cansada de rogar atención sanitaria en otras comunidades por la falta de respuesta del centro sanitario local.

“Ya le hemos enviado una solicitud de informes al Ministerio de Salud, pero no recibimos respuesta. Es todo lo que podemos hacer”, expresó lacónicamente la presidenta de la Comisión, Olga Ferreira de López, como sacándose de encima el peso de responsabilidad que carga como titular del importante cargo con salario que ha asumido y que está obligada a honrar con trabajo y, si es posible, con su vida por los compatriotas en crítico estado de necesidad, como la huelguista de Nueva Colombia.

“Mienten, mienten, mienten”, dice por su parte la ciudadana que decidió asumir el sacrificio extremo debido a que las autoridades de Nueva Colombia nada han hecho en décadas para mejorar la atención en salud pública, al igual que la 3ª. Región Sanitaria y, menos aun, los cuatro diputados de Cordillera, que hacen competencia entre ellos para ver quién miente mejor.

Con relación a Derechos Humanos, pobladores afectados señalaron que su presidenta muestra señales de empeño y valentía en conflictos donde hay mucha prensa, lo cual no ocurre con el caso de la huelguista, donde solo ha mostrado desidia, exhibiendo en toda su magnitud el bajo compromiso social con los más débiles y abusados en sus derechos, más aun el derecho a la salud integral consagrado por la Constitución Nacional y leyes del mundo.

La salud de la huelguista ha desmejorado en las últimas semanas, pero ello parece no interesar a las autoridades responsables, entre ellas el intendente municipal de Nueva Colombia, Nelson López; la directora de la 3ª. Región Sanitaria, Dorisel Ferreira; los diputados departamentales Milciades Duré, Nazario Rojas, Víctor González y Zacarías Vera Cárdenas.

El ministro de Salud Pública, Antonio Barrios, actúa como si todo estuviera bien, a pesar de que la propia viceministra de la cartera sanitaria se había sumado al grupo de “promeseros”, sin que hasta el momento diera señales de sinceridad y eficacia.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.