“Hemos sido atacados y amenazados, pero seguimos trabajando”

Participantes de la feria entonan el Himno Nacional paraguayo, previo a las palabras de bienvenida de Domínguez, quien con mucha emoción recordó la violencia del EPP contra el establecimiento La Gringa y la respuesta de trabajo con que se respondió a la amenaza.

Una emotiva feria de ganado se realizó en la Asociación Rural del Paraguay, donde se pusieron a la venta ejemplares de alta genética de las razas Brangus y Braford del establecimiento La Gringa, ubicado en el departamento de San Pedro.

Antes del inicio del remate, los presentes entonaron el Himno Nacional paraguayo, dando un marco de respeto y patriotismo a un evento donde se pudo observar el resultado del trabajo de la inversión privada, a pesar de la inseguridad que mantiene en vilo al sector rural.

“Hemos sido atacados, nuestros tractores fueron quemados y también fuimos amenazados, pero seguimos haciendo lo que siempre hemos hecho: trabajar”, señaló Christian Domínguez, propietario del establecimiento productivo que durante un tiempo estuvo en la mira del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Quebrado por la emoción, Domínguez recordó los malos momentos que experimentaron la familia y el personal de servicio luego de que el grupo criminal desembarcara con su carga de violencia y amenazas, sin motivo alguno.

En un momento, se dio a conocer la posibilidad de que la empresa se rinda a las circunstancias y tire la toalla, pero después, alentada por la ciudadanía y el gremio rural, a más de la promesa de mejorar el sistema de seguridad en la zona, volvió a producir a pleno con genética de avanzada y la esperanza por un país mejor.

Cabañeros presentes en la feria de este lunes, realizada en el salón Dr. Enrique Riera (Tattersal) de la ARP, en Mariano Roque Alonso, comentaron que la situación de inseguridad persiste en la región norteña, donde en un momento se registró la amenaza de renuncia masiva de peones, que temían por su vida debido a la ejecución de varios compañeros por parte del EPP.

Ganaderos también analizaron la posibilidad de vender sus haciendas y reemprender la actividad en otra zona más segura del país, pero después desistieron.

Actualmente, la producción se mantiene en alto nivel, como resultado del trabajo y la inversión, que han posibilitado ubicar al Paraguay entre los países con mayor índice de exportación de carne, e ingresos que cada año registran marcas históricas.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.