Genera alivio proyecto anti-caos en el tránsito capitalino

La falta de vías rápidas, calles alternativas y orden en el tránsito han convertido el tráfico asunceno en un caos. La cartera de Obras Públicas inició un proyecto que promete solución al problema, especialmente en los puntos críticos de entrada y salida de la capital.

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) lleva adelante un proyecto con miras a la solución del caos del tránsito urbano que se tiene para entrar y salir de Asunción, con una serie de intervenciones que en épocas anteriores no salían de los planos de construcción.

La primera de estas concreciones puede verse en la habilitación de la ruta Luque – San Bernardino, que ya está absorbiendo parte del tránsito proveniente de Ciudad del Este como alternativa para ingresar a la capital.

Acerca de estas obras, el ministro Ramón Jiménez Gaona se reunió con representantes de la Junta Municipal de Asunción.

El sitio oficial de información de la cartera de Obras señala que dos obras dentro de este complejo de infraestructura están en fase de inicio, y son la Costanera Norte y el Metrobús.

De acuerdo a los datos, la primera etapa del Metrobús abarca las avenidas Eusebio Ayala y Mariscal Estigarribia, en el tramo comprendido entre la calle General Aquino y la Universidad Nacional de Asunción, en la jurisdicción de San Lorenzo.

La Costanera Norte costará unos 70 millones de dólares, incluyendo los costos de reubicación a los afectados por las obras.

El proceso licitatorio ha concluido y sólo se espera la no objeción a la fiscalización por parte del ente de financiamiento, el FOCEM, que es un proceso previo para que el MOPC pueda expedir la orden de inicio de las obras a la contratista, añade la información.

Con respecto al tiempo de culminación de las obras, señala que el viceministro de la cartera, Ing. Juan Manuel Cano, indicó que el periodo contractual es de 30 meses, pero se prevé programar los trabajos 24 horas al día, en tres turnos rotativos, con lo que el plazo podría reducirse a unos 20 meses.

Refirió que tanto estas obras, como la autopista Ñu Guasu, actualmente en construcción, generan cambios sociales por la velocidad de desarrollo que tendrán estas nuevas vías de acceso rápido.

Sostuvo también que el MOPC, sin desviarse del concepto original y el objetivo de agilizar el tránsito, garantizará la seguridad tanto para los peatones como para los automovilistas.

Diariamente entra y sale de Asunción un promedio de 20.000 vehículos a través de las cinco bocas principales de acceso, que son las avenidas Fernando de la Mora, Eusebio Ayala, Mariscal López, Aviadores del Chaco y Autopista.

A esta cantidad se suman los vehículos de Asunción, con lo cual las escasas vías de circulación rápida se ven colapsadas, generando un caos mayúsculo, especialmente en las horas punta, cuando el apuro por circular crea un estado de anarquía en los puntos más conflictivos.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.