Ex fiscal general lanza munición gruesa contra cuidacoches

«Los mal llamados cuidacoches son en realidad delincuentes», afirmó el ex fiscal general, y pidió a los políticos no utilizar más a esta gente con fines políticos electorales. (Foto: Diario ABC Color).

El flagelo de los cuidacoches ha ido en permanente crecimiento en los últimos 25 o más años, y no pasa de constituir una simple extorsión para quienes estacionan sus vehículos en la vía pública, y al mismo tiempo representa una expresión genuina de la impotencia y de la desprotección de los ciudadanos ante la aparición de estos verdaderos delincuentes, afirmó el Dr. Óscar Germán Latorre, ex fiscal general del Estado.

Expresó que la proliferación de estos “delincuentes” se debió fundamentalmente a la omisión culpable de los gobiernos municipales, y también de la Policía, por no haberse animado nunca a enfrentar el problema, debido a las implicancias electorales que cualquier medida represiva pudiera generar.

Observó que en la actualidad ya no se trata de una omisión, “porque sabemos que referentes importantes que integran el gabinete del actual intendente municipal desde hace años han construido su potencial político a través de la férrea defensa a estos grupos de delincuentes, tratando de legalizar el cobro de las sumas exigidas por los mal llamados cuidacoches”, afirmó.

“Esta grave situación que nos afecta a gran parte de los ciudadanos que somos víctimas de esta grosera extorsión exige que el gobierno central y también la Intendencia Municipal adopten medidas concretas para acabar con estos grupos que se han atribuido la propiedad y el derecho de explotación de las vías públicas”, apuntó el Dr. Latorre en su sitio social.

Añadió que lo que hacen los cuidacoches es un delito, por lo cual “la Policía, la Intendencia Municipal y el Ministerio Público no pueden seguir mirando para otro lado mientras los ciudadanos somos víctimas de estos delincuentes”.

Señaló que es hora de adoptar medidas que restituyan la seguridad y den protección a los miles de ciudadanos que asisten a sus lugares de trabajo, a un espectáculo deportivo o artístico, asisten a un centro médico o realizan cualquier otra actividad en varios sectores de la ciudad.

Aclaró que la sola persecución penal a esas personas no constituye una solución ideal, sino buscar alternativas como organizarles en cooperativas multiactivas que ofrezcan diversos tipos de servicios, como de plomería, electricidad, construcción, etc.

“El éxito de esta solución pasa necesariamente por la firme e intransigente decisión de las autoridades a no permitirles que sigan desarrollando impunemente sus actividades extorsivas a la vista de la Policía Nacional y de los agentes fiscales”, recalcó.

“Basta de hacer prevalecer intereses electorales por sobre la seguridad y la protección que todos los ciudadanos debemos recibir de nuestras autoridades”, alegó el ex fiscal general.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.