El Paraguay inclusivo en los discursos, opuesto a la realidad de la desigualdad social

La invitada del Gobierno observó «el corazón» de las autoridades para lograr cambios en el país, que no son visualizados por investigadores que sustentan sus discursos de desigualdad social basados no en discursos sino en estadísticas obtenidas en el terreno.

“Había escuchado mucho del proceso en Paraguay, ver que ha sido reconocido internacionalmente en términos de sus indicadores de progreso social, de desarrollo social y que lo posiciona en la región tomando decisiones en materia social, pero esto que estoy viendo me sorprende gratamente”, afirmó Sandra Montoya Ruiz, politóloga colombiana.

La mujer, quien se presenta como especialista en Responsabilidad Social y Desarrollo, fue invitada a asesorar a actores estatales de nuestro país sobre fórmulas eficientes de lucha contra la pobreza, en el marco de la igualdad social.

“He tenido la oportunidad de compartir con funcionarios que están poniéndole el corazón a este esfuerzo y, evidentemente, están marcando el cambio”, expresó tras resaltar el trabajo del Gobierno en materia de trabajo social.

“Veo que también tienen un ejercicio de priorización muy juicioso para llegar a las zonas que están en altísimo grado de vulnerabilidad, y se va a aumentar de manera gradual la cobertura para ir aprendiendo también en medio de la implementación”, observó.

Las expresiones de Montoya Ruiz se contraponen radicalmente a la realidad país graficada por estadísticas que se hacen eco de investigaciones realizadas en el terreno.

En la edición de hoy de La Mira, el analista José Carlos Rodríguez dijo que apenas el 1 por ciento de la población total de Paraguay experimenta progreso, mientras el resto del país se reparte en una inmensa desigualdad, donde los ricos se llevan la parte del león, postergando el acceso a la riqueza de millares de familias pobres o en situación de pobreza extrema.

Alegó que la desigualdad, en este estado de cosas, tiene aun larga vida en Paraguay, a menos que ocurra un milagro.

La politóloga colombiana, haciéndose eco de fuentes del Gobierno nacional, anunció que “vienen en camino” varios “proyectos especiales” en el marco de la alianza público-privada y actores privados que “están en ver qué está pasando y que estamos en un escenario muy especial para garantizar que cada uno, independientemente del rol que ocupe en la sociedad, sienta que es posible sembrar oportunidades y hacer de Paraguay un país mejor”.

Montoya Ruiz oficia de coordinadora de la estrategia Zona Libre de Extrema Pobreza (ZOLIP) de la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema (ANSPE) del Gobierno colombiano, y estuvo en nuestro país en el marco de la cooperación bilateral entre Colombia y Paraguay.

El objetivo de su visita apunta a desarrollar un taller para fortalecer la política pública de nuestro país, a partir de la transferencia del marco conceptual y herramientas metodológicas de las estrategias ANSPE y ZOLIP.

Consideró importante que la población sea partícipe del proceso y que haya sintonía de esfuerzos.

“Igualmente, debe haber unas instancias en las que la pobreza sea el foco de análisis para hacerle seguimiento y determinar si vamos por buen camino o hay que hacer ajustes en la implementación”, recalcó.

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.