El Papa ensalza a las mujeres paraguayas, pero ellas no tienen protección pública

Filizzola lamentó la ausencia de políticas públicas por parte del gobierno del presidente Cartes para proteger a la mujer en su vida y su desarrollo como ciudadana, con derecho a recibir el abrigo del Estado.

Unos 3.000 pedidos de auxilio por casos vinculados a la violencia contra la mujer fueron registrados en el sistema 911 de la Policía Nacional sólo en los primeros 25 días de este año, y siguen aumentando las denuncias de violencia en sus diversas formas, y la más grave que es el feminicidio, afirmó el político Carlos Filizzola.

Sólo en enero pasado se registraron 9 casos de mujeres que resultaron víctimas de asesinato, recalcó el senador de la nación.

Lamentó el hecho y señaló que matar a una persona por su condición de mujer se trata de un nivel máximo de violencia que se produce luego de varios hechos de violencia acumulada, ejercida por una persona que tiene o tuvo algún tipo de relación con la mujer.

Filizzola dijo que una situación vinculante es la ausencia de políticas públicas por parte del gobierno del presidente Cartes para proteger a la mujer en su vida y su desarrollo como ciudadana, con derecho a recibir el abrigo del Estado.

“Hay una ley, elaborada en el Parlamento, que es una conquista. Se trata de una buena herramienta para combatir la violencia de género, pero debe haber también políticas públicas para que se erradique la problemática, y no las hay”, recalcó el senador, profesional médico de reconocida lucha durante la dictadura y sucesivos gobiernos colorados.

Aclaró que una prueba de la ineficiencia del Gobierno en materia de apoyo a la seguridad de la mujer son las alarmantes cifras actuales de violencia y muerte divulgadas por la prensa, y tal vez centenares de casos que por algún motivo no son denunciados por las víctimas.

“Falta compromiso por parte del gobierno de Cartes sobre este tema”, señaló Filizzola, tras comprometer a las autoridades correspondientes a asumir la gravedad de la situación y asumir el compromiso de velar por la integridad de las mujeres paraguayas, antes de tener que lamentar nuevos casos de abusos y muertes.

 

 

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.