El Gobierno insiste que acabará con la pobreza

La desigualdad social castiga con fuerza en un país dominado por los contrastes, en medio del discurso oficial que demora en concretar las buenas nuevas de combate efectivo a la pobreza.

Paraguay se ha comprometido nuevamente a acabar con la pobreza “en todas sus formas y dimensiones”, incluyendo la pobreza extrema, reconociendo que esta situación impide a las personas disfrutar de una vida digna y les priva del goce de sus derechos humanos.

“El Paraguay avanza hacia una ponderable cultura democrática, cuyas principales manifestaciones se encuentran en la alternancia política, en la vigencia efectiva de las libertades civiles y políticas, y en la libertad de expresión, así como el derecho a la vida, principio constitucional”, afirmó el canciller nacional, Eladio Loizaga.

En el marco del Consejo de Derechos Humanos este lunes en Ginebra, Suiza, el ministro paraguayo destacó que este país ha ampliado y profundizado las normas  y la institucionalidad para asegurar el necesario goce y respeto de los derechos humanos, en armonía con los compromisos internacionales del Paraguay.

“A pesar del sostenido crecimiento del país, con cifras realmente auspiciosas en los últimos años, el principal desafío de nuestro Gobierno es lograr el crecimiento inclusivo”, señaló Loizaga.

Ante un auditorio multitudinario de personalidades representantes de una cincuentena de naciones miembros del Consejo, recalcó que el Gobierno de Cartes “diseña planes y estrategias, programas y proyectos, con el objetivo de erradicar la pobreza en todas sus dimensiones, incorporando un enfoque transversal de los derechos humanos con inclusión”.

En este sentido, recordó el reciente nombramiento, por parte del presidente Cartes, de un joven no vidente como nuevo ministro de la Secretaría Nacional por los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad (Senadis).

“Es la primera vez en la historia del Paraguay que una persona con esta limitación forma parte del Poder Ejecutivo”, alegó.

Loizaga destacó que el elevado espíritu con el que el país sudamericano se relaciona con la comunidad internacional  “es el que nos anima en este Consejo para ser parte del debate constructivo, las iniciativas conjuntas, los trabajos en grupos y las propuestas que se orienten a apoyar el desarrollo más horizontal de un mundo realmente humano y sostenible”.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.