Dilma destaca los “gobiernos del pueblo y para el pueblo” en la región

Dilma saluda con sonrisas a su llegada a la Cumbre, donde destacó el avance de la democracia en la región. La presidenta del país más poderoso de Sudamérica enfrenta juicio político por corrupción.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, destacó el proceso de construcción y consolidación de la democracia en la región, después de años de autoritarismo.

Fue en el contexto del discurso pronunciado por la representante del país más poderoso de Sudamérica, en el marco de la Cumbre del Mercosur celebrado este lunes en Luque, ciudad aledaña a Asunción del Paraguay.

Resaltó especialmente las recientes elecciones realizadas en Argentina y Venezuela, y dijo que en ambos países se demostró que reina la democracia, al aludir al respeto al resultado de las urnas y la ausencia de violencia u otro tipo de inconvenientes que pueda empañar la transparencia del voto.

Precisamente Dilma es calificada como “víctima” de la democracia en su país, donde enfrenta un juicio político por cargos de corrupción, como secuela de una seguidilla de escándalos degenerados por supuestos hechos de estafa en la multinacional Petrobrás.

La situación, sumada a problemas económicos internos y descompensación en el nivel de vida de un país con 290 millones de habitantes, han precipitado un ambiente político chispeante, que pone entre cuerdas al Partido de los Trabajadores (PT) en el poder, integrante del eje socialista bolivariano preconizado por el ex presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

Con relación a los comicios en Argentina, dijo que en esa ocasión se demostró mucha madurez democrática.

A diferencias de sesiones anteriores, el colage ideológico prácticamente fue imperceptible en los discursos de los mandatarios bolivarianos, quienes se limitaron a exponer situaciones referenciales, como la necesidad de integración plena del bloque y la potenciación del Mercosur para hacer frente a la “amenaza” de mercados gigantes emergentes.

Esta alusión se dirigía especialmente al pretendido interés de los socios “chicos” –Paraguay y Uruguay- de integrarse al mercado del Pacífico, tras concluir que, antes que generar beneficios, el Mercosur significa para esos países una barrera burocrática insalvable para el comercio porque los socios grandes se llevan la parte del león.

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.